Noticias en Red

Petro amenaza con denunciar a taurinos por huelga de hambre

huelga-novilleros-Bogotá.jpg

El controvertido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, anunció que denunciará a quienes propongan huelgas de hambre para pedir el regreso de las corridas de toros a la capital colombiana, después de que ocho novilleros mantienen una protesta de este tipo desde hace más de una semana.

«Quienes desde la comodidad de sus fortunas están constriñendo a los jóvenes taurinos al suicidio cometen delito. Vamos a denunciarlos», afirmó el burgomaestre en su cuenta oficial de Twitter.

Petro, que cuestiona quién «está detrás de la huelga taurina» al hacer alusión a cuando se denuncia que las FARC están detrás de las huelgas campesinas, responde así a la huelga de hambre indefinida que llevan a cabo los jóvenes novilleros desde hace nueve días a las afueras de la Plaza de Toros de la Santamaría de Bogotá.

El reclamo de los jóvenes toreros es pedir que vuelva la fiesta taurina a la capital colombiana, que no se acabe con el Museo Taurino y que la Plaza de Santamaría no se inutilice para las corridas de toros.

El alcalde, un exguerrillero del M-19, defendió entonces que la medida pretendía garantizar que estos espacios públicos se utilicen para actividades «de vida y no de muerte», en referencia a la celebración de corridas de toros.

Derecho a la libre expresión y al trabajo

Los novilleros, apostados bajo una carpa en uno de los costados de la plaza, dijeron que buscan que se les escuche porque se les está «violando el derecho a la libre expresión» y a la libertad de «elegir» su trabajo.

Asimismo, rechazaron el plan de las autoridades locales de invertir 37.000 millones de pesos (unos 20 millones de dólares) para reformar el coso taurino y convertirlo en un espacio para eventos culturales, deportivos y artísticos.

Los taurinos sostienen que el cierre es «ilegal» porque viola la Constitución, la Ley 916 de 2004, que establece que las corridas de toros no se pueden prohibir porque son consideradas como patrimonio cultural, y varias sentencias de la Corte Constitucional.

Entre muchas otras consecuencias negativas, la prohibición de los toros en Bogotá por parte de Petro ha provocado la pérdida de unos 35.000 empleos y el «saqueo» del museo taurino que albergaba la plaza.

Dos de los novilleros tuvieron que interrumpir la huelga de hambre tras ser hospitalizados por problemas de salud derivados de la falta de alimento. Los jóvenes toreros siguen esperando que el alcalde de Bogotá los atienda.

Con EFE

Tags: , , , ,
Ubicada en Noticias en Red · agosto 13, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD