Nacional

Ruedan cabezas en la cúpula militar: sale comandante de las FF.MM.

El presidente Juan Manuel Santos anunció la salida del comandante de la Fuerzas Militares, general Leonardo Barrero, en el marco del nuevo escándalo de corrupción en el Ejército colombiano.

Santos hizo el anuncio al mediodía de este martes en Sincelejo (Sucre), donde advirtió que el general Barrero no sale por corrupto, sino por actuar en contra de la majestad de su cargo.

El comandante de las Fuerzas Militares sale de la institución por hacer uso de unas expresiones «irrespetuosas y desobligantes» que lanzó contra la Fiscalía, confirmó el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien ratificó que «se ha decidido que el general Barrero pase al retiro».

Pinzón informó que el general Juan Pablo Rodríguez -quien hasta hoy se desempeñó como comandante del Ejército- será el nuevo Comandante de las Fuerzas Militares y en remplazo de Rodríguez fue nombrado el mayor general Jaime de la Esprilla, quien trabajaba en el Ministerio de Defensa en la parte operativa.

También reconoció que «la información publicada por la (revista Semana) es un fragmento de hechos relacionados con corrupción, por lo que tomaremos medidas adiciones para generar transparencia y por lo que actuaremos de manera inmediata».

Otros altos oficiales implicados

Así mismo, el presidente Santos afirmó que otros «altos oficiales salen porque sabían de irregularidades y no informaron».

Horas antes en su cuenta de Twitter el mandatario aseguró: «Se anunciarán más medidas por irregularidades en el Ejército. Se debe llegar al fondo de todo este asunto»</i>.

La controversia por los contratos amañados en el Ejército de Colombia fue denunciada el pasado domingo por la revista Semana, con base en grabaciones telefónicas de 2012 y 2013.

En las grabaciones aparece el hasta hoy comandante de las Fuerzas Militares, general Leonardo Barrero, quien entonces estaba al frente del Comando Conjunto del Suroccidente y recomendaba al coronel Róbinson González del Río: «Hagan una mafia para denunciar fiscales y toda esa güevonada».

Todo esto estalló tan solo quince días después de que se revelara la existencia de una red de interceptaciones telefónicas ilegales a periodistas, opositores y hasta a miembros del equipo negociador del gobierno en el proceso de paz en La Habana, dirigido por la inteligencia de las Fuerzas Militares.

Tags: , , , ,
Ubicada en Nacional · febrero 18, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD