Nacional

Desmovilización del M-19: 25 años de historia

El 9 de marzo de 1990 se firmó la paz entre el Gobierno del presidente Virgilio Barco y la guerrilla del M-19.

En 1990 era claro el deseo de acabar con el conflicto armado. Existían guerrilleros con ganas de llegar a gobernar y ciudadanos que hablaban de impunidad; esos son algunos de los puntos por los cuales algunos piensan que la historia 25 años después se repite, comparando aquel proceso con el que protagoniza hoy el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc.

Sin embargo, en conversación con RCN-Radio, el entonces consejero para la paz, Rafael Pardo, aseguró que son contextos completamente diferentes, pues en esa época el narcotráfico amedrentaba a los colombianos y el país estaba bajo los parámetros de otra constitución y se realizó en medio de la guerra fría.

Pardo aseguró que aunque existen grandes diferencias, no se puede desconocer que existe la misma motivación de firmar la paz entre los gobernantes y un grupo guerrillero.

Por su parte el senador Antonio Navarro, exintegrante del M-19, indicó que otras de las grandes diferencias es que para la época existía un consenso nacional, en el que por ejemplo, el mismo senador de la República, Álvaro Uribe Vélez, ayudó a dejar claras las condiciones legales de los desmovilizados para evitar inconvenientes con la ley, pero ahora Uribe está en total descuerdo con el proceso que se adelanta en La Habana, Cuba.

Entre tanto, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, resaltó como fruto de la negociación realizada hace 25 años, la existencia de la Constitución Colombiana del 1991, la que a través de una asamblea constituyente le apostó a un país más democrático.

Otty Patiño, uno de los fundadores del ‘Eme’, admitió que luego de tener actos representativos como es el caso de la toma de la espada de Bolívar, secuestros de líderes políticos y comerciantes, toma al Cantón Norte y a la Embajada de República Dominicana, se cometió el “error por parte y parte ” del Palacio de Justicia, por el cual la sociedad los juzgó y se alejó del movimiento. Hecho que finalmente permitió que buscaran una negociación con el Gobierno.

Luego de la firma, vino el asesinato de su máximo líder, Carlos Pizarro.

Laura García, viuda de Pizarro, señaló que su esposo no fue asesinado por firmar la paz, sino porque el cartel de Cali quería amedrentar y desestabilizar a todos el país; por eso para la época se presentaron los homicidios de otros líderes políticos que pretendían llegar a la presidencia.

Finalmente, pese a las diferencias ideológicas entre el Gobierno, todos coinciden en que es necesario firmar la paz con las Farc.

Tags: , ,
Ubicada en Nacional · marzo 9, 2015 · Comments (0)

PUBLICIDAD