Internacional

Francisco llegó a Sri Lanka y pidió superar la desconfianza y enemistad

COLOMBO.- El papa Francisco fue recibido hoy en Sri Lanka por miles de personas, entre ellas, cristianos, budistas, musulmanes e hinduistas, y llamó a la dividida isla a superar la desconfianza y enemistad.

El Sumo Pontífice pidió a los miembros de las distintas religiones que asuman su responsabilidad en el «difícil proceso de reconciliación y reconstrucción» que está teniendo lugar actualmente, después de décadas de una guerra civil que finalizó en 2009.

«El trabajo de reconstrucción debe abarcar la mejora de las infraestructuras (…) pero también promover la dignidad humana, el respeto por los derechos humanos y la inclusión de todos los miembros de la sociedad», afrimó Francisco.

El argentino Jorge Bergoglio, de 78 años, aterrizó hoy en el aeropuerto internacional de Bandaranaike, 23 kilómetros al norte de la capital, Colombio. Allí fue recibido por el nuevo presidente del país, Maithripala Sirisena, quien asumió el cargo después de ganar las elecciones de la semana pasada, donde obtuvo el respaldo de una gran coalición de budistas, cristianos y musulmanes. Mientras tanto, dos niñas le entregaron un collar de flores amarillas para homenajearlo.

«El trabajo de reconstrucción debe abarcar la mejora de las infraestructuras (…) pero también promover la dignidad humana, el respeto por los derechos humanos y la inclusión de todos los miembros de la sociedad»
Durante su saludo a Francisco, Sirisena prometió impulsar la paz y la fraternidad. Por su parte, el Papa aseguró que la Iglesia católica ama y se preocupa por todos los ciudadanos de Sri Lanka. Tan sólo el 6,1 por ciento de los 20 millones de habitantes del país son católicos, mientras que más de tres cuartas partes son budistas, 8,5 % son musulmanes, y 7,9%, los hinduistas.

«Todos deben ser libres para expresar sus puntos de vista. Tienen que estar preparados para aceptarse unos a otros y aceptar las diferencias», afirmó el Sumo Pontífice. En los últimos años, defensores de los derechos humanos denunciaron amenazas y ataques contra activistas. También los periodistas críticos con el gobierno fueron sometidos a vigilancia e intimidaciones.
La capital, Colombo, se engalanó para la visita del papa. También el trayecto de 23 kilómetros que separa el aeropuerto de la ciudad se adornó con banderas. Al descender del avión Francisco fue recibido con tambores, bailarines, grupos de niños e incluso un elefante, y se dispararon 21 salvas en su honor.

«Sri Lanka sufrió durante muchos años el horror de los disturbios internos», apuntó Francisco. Según el papa, para lograr la reconciliación es importante buscar la paz.

«Todos deben ser libres para expresar sus puntos de vista. Tienen que estar preparados para aceptarse unos a otros y aceptar las diferencias»
Después de la ceremonia de bienvenida en el aeropuerto, el papa Francisco recorrió en el «papamóvil» bajo un intenso sol la ruta desde el aeropuerto hasta la capital.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que el Papa debió cancelar un encuentro con los obispos debido a un retraso en la agenda.

La comunidad internacional instó a Sri Lanka a investigar los supuestos crímenes de guerra cometidos durante la última fase de la guerra entre el Ejército y los tamiles.

Está previsto que el Papa se desplace hasta el norte de la isla, donde vive la minoría tamil y donde durante años luchó por un estado propio el grupo rebelde Tigres de Liberación del Tamil Eelam.

Francisco se propone dar impulso al diálogo interreligioso y ha elegido para su séptimo viaje internacional de nuevo Asia a pocos meses de su viaje a Corea, para volver a manifestar el interés de la Iglesia católica por este continente al que el anterior pontífice, Benedicto XVI, no visitó.

SU AGENDA

El Sumo Pontífice llegó acompañado del secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin; el prefecto de la Congregación para la evangelización de los pueblos, cardenal Fernando Filoni, y el ex presidente del Pontificio Consejo «Cor Unum», y el cardenal guineano Robert Sarah, quien se ocupó de llevar ayuda a la población filipina tras el tifón Yolanda.

Mañana, el Papa celebrará la misa para la canonización de José Vaz, sacerdote nacido en India y que llegó como misionero a la isla en los momentos de una brutal persecución de los católicos durante el siglo XVII.

El jueves continuará viaje a las Filipinas que responde- al igual que Sri Lanka- al deseo de Francisco de que la Iglesia sea «misionera» y que «salga a buscar» a los fieles de todo el mundo

El sábado, el Papa cumplirá el verdadero objetivo de este viaje al viajar a Tacloban, en la isla de Leyte, para mostrar su cercanía a todos los damnificados por el tifón Yolanda, que arrasó Filipinas y causó miles de muertes y la devastación total del territorio.

Radio Vaticana

Tags: , , , , , , , ,
Ubicada en Internacional · enero 13, 2015 · Comments (0)

PUBLICIDAD