Internacional

Dos días de duelo nacional en Argentina por muerte de Cerati

AFP

La presidenta argentina, Cristina Fernández, decretó hoy dos días de duelo nacional por la muerte del músico Gustavo Cerati, a quien calificó como una «leyenda del rock nacional».

Cerati, que falleció este jueves a los 55 años tras permanecer durante cuatro años en coma tras sufrir un accidente cerebrovascular en 2010 durante un recital en Caracas, «consagró su vida a la actividad artística, destacándose como un notable autor, compositor, guitarrista y cantante», señaló el decreto oficial.

El «impulso artístico» de Cerati «constituyó un sello distintivo de elegancia y modernidad en todas sus producciones», continúa el decreto en el que se subrayan los éxitos de su carrera en Argentina y en América Latina.

Cerati, uno de los rockeros más emblemáticos de Argentina, ha sido velado durante toda la noche en la capilla ardiente instalada en la Legislatura (Parlamento) porteña, donde se concentraron familiares, amigos y ciento de seguidores de quien fuera líder de Soda Stéreo.

«Es un momento muy especial. No saben lo que es perder un hijo, el dolor que siento es muy grande», dijo Lilian Clark, la madre de Gustavo Cerati, a medios locales al partir desde su casa hacia el palacio de la Legislatura.

Aunque de momento la familia del músico no ha informado oficialmente sobre dónde sepultará los restos de Cerati, medios locales aseguran que el entierro se hará este viernes, en un cementerio privado.

Cerati, murió en la mañana del jueves «como consecuencia de un paro respiratorio», según un comunicado de la clínica Alcla, adonde estaba ingresado desde octubre de 2010, luego de haber sufrido en mayo de ese año un accidente cerebrovascular durante una gira en Venezuela, que lo sumió en un coma del que nunca despertó.

Su muerte conmocionó a Argentina y despertó todo tipo de expresiones de pesar entre reconocidos artistas de Latinoamérica, región cuyo panorama musical revolucionó en las últimas décadas de la mano de Soda Stereo y con su también laureada trayectoria como solista.

Cerati, adiós y ¡Gracias totales!

Con rosas y claveles en las manos, miles de fanáticos hacían fila la noche del jueves en un duelo colectivo, para despedir a su ídolo, el legendario músico roquero argentino Gustavo Cerati, cuyos restos son velados en la sede de la Legislatura de Buenos Aires, a metros de la histórica Plaza de Mayo.

Pero lo que se vive desde tempranas horas en la capital argentina es el reflejo del impacto, el luto y el llanto que se siente entre sus miles de seguidores en Latinoamérica -en especial en la música y el rock en español- por la partida del cantante, y que pareció haberlos tomado por sorpresa pese a que era un desenlace esperado.

«Son 30 años de seguirlo. Nuestra escuela secundaria, los primeros recitales, me vienen todos los recuerdos. La leyenda es lo que nos hizo vivir», dijo Alejandro Canario, de 41 años, que descubrió en 1988, cuando aún vivía en su provincia natal, Santiago del Estero (norte), a la mítica banda Soda Stereo que lideraba Cerati.

En una noche fría y ventosa, Canario compartía experiencias con otros fans que acababa de conocer en la fila que se extendía por más de un kilómetro, amenizando con anécdotas roqueras la espera antes de ingresar al edificio del parlamento capitalino, donde fue instalada la capilla ardiente.

«Cerati escribió, tocó y cantó, las tres cosas las hacía bien. No hubiésemos querido estar acá. Queríamos que vuelva», agregó Hugo Cavallieri, de 34 años, junto a su hijo Lucas, de 10 años, al que también le «encanta Cerati desde los 7», dice.

Mary Amaya tiene 55 años, «la misma que Gustavo», se enorgullece sobre el músico que murió este jueves de un paro cardiorrespiratorio, tras haber estado cuatro años en coma tras sufrir un accidente cerebrovascular en Caracas, en 2010.

«Es mi ídolo, desde el día que empezó. Lo conocí cuando entró a grabar en la CBS en 1983. Ese día estaba de jean y botas de lluvia amarillas y sus pelos de todos los colores», recordó esta mujer con una rosa en la mano, que fue «a todos los recitales» y señala a «Persiana americana» como su canción preferida.

Gonzalo Portello, de 23 años, camina con muletas porque es lisiado, lo que no le impidió llegar hasta el centro de la ciudad para despedir a su ídolo esperando su turno sentado en la vereda.

«Devoción y agradecimiento. Para mí Gustavo es una referencia, gracias a él descubrí mi vocación artística», dijo este joven de gorra negra que estudia guitarra y teatro y se conformaría con llegar a ser «el 5% de lo que fue Cerati».

Carlos Vega, de 35 años, venido desde la localidad de Moreno, en la periferia oeste de Buenos Aires, trajo su guitarra eléctrica para dedicarle temas de Jimmy Hendrix y Pappo, como lo hizo otras veces frente a la clínica donde Cerati estuvo internado durante los cuatro años de vida vegetativa, cuenta.

Llorar, pero no en soledad

En la fila la gente se habla unida por «un duelo colectivo, no en solitario», celebra Luciano Ingaramo, de 24, amante de «la forma de componer, el arte, las melodías» del exlíder de Soda Stereo, la banda roquera argentina más exitosa en América Latina disuelta en 1997.

«Esperé durante 51 meses que despertara, y la noticia de su muerte fue un baldazo de agua fría. Es mi ídolo de la música. Cuando le pasó lo del ACV decidí acompañarlo hasta el último día de su vida y me siento aliviado porque cumplí», dijo Ingaramo.

Artistas como Emanuel Horvilleur y Dante Spinetta, hijo del fallecido Luis Alberto Spinetta, otra leyenda del rock argentino, se acercaron a la Legislatura para «abrazar a la familia».

Todos los músicos del país lo homenajearon y le recordaron en la ceremonia de los premios Gardel a la música local, que por azar se entregaron la misma noche del jueves.

El velatorio de Cerati, declarado ciudadano ilustre de Buenos Aires en diciembre de 2013, se extendió durante toda la noche e irá hasta las 11 de la mañana de este viernes, y luego sus restos serán inhumados en un cementerio privado de la periferia norte de Buenos Aires.

«Murió dignamente y sin dolor»

Artistas y admiradores de ambos lados del Atlántico utilizaron las redes sociales para despedirse de Cerati, quien falleció en la clínica de Buenos Aires donde estaba internado.

Cerati Clark, de 55 años, sufrió un accidente cerebrovascular durante una gira en Venezuela en mayo de 2010 cuando presentaba su último trabajo, «Fuerza Natural», que lo sumió en un coma del que nunca despertó.

Cerati falleció «como consecuencia de un paro respiratorio», informó la clínica Alcla través de un comunicado que fue compartido en la red social Facebook por la familia del músico.

«Les agradecemos el respeto y la consideración con que siempre acompañan a nuestra familia», transmitieron los familiares de Cerati.

En declaraciones a los medios locales, Gustavo Barbalace, director de la clínica donde se encontraba internado Cerati, detalló que el fallecimiento se produjo en torno a las 09:00 am hora local, sin sufrimiento.

La noticia sobre su muerte acaparó inmediatamente los canales de televisión y los medios de información en Argentina, donde el músico es venerado como uno de los grandes exponentes de su música.

«Murió dignamente sin ningún tipo de sufrimiento, sin ninguna lesión», dijo el médico, que explicó que al momento del deceso no lo acompañaba ningún familiar porque la muerte se produjo dos horas antes del inicio del horario regular de visitas.

El músico, de fama en América Latina, había cumplido 55 años el pasado 11 de agosto y estaba internado desde 2010 en la clínica de rehabilitación.

En esa ocasión, su madre, Lilian Clark, había vuelto a expresar su esperanza de que el roquero despertara del coma en que se sumergió tras el derrame cerebral que sufrió en mayo de 2010, luego de presentar un concierto en Caracas.

«Son cuatro largos años y yo estoy entera, pero los años han venido acompañándome y eso me debilita un poco. Cumple 55 mi nene y ojalá que sea el definitivo y, a partir de ahora, pueda contestar él las preguntas», había dicho la madre entonces a medios de prensa argentinos.

El músico era padre de Benito (21 años) y Lisa (18), los dos hijos que tuvo el roquero con su exesposa Cecilia Amenábar, una modelo, actriz y DJ chilena.

«¡Gracias totales!»

El «Gracias totales» con el que Cerati se despidió de sus seguidores argentinos en su último concierto en el país se ha convertido en tema del día en Twitter.

«Triste noticia la del fallecimiento de Gustavo Cerati. Un icono del rock en español, sus canciones, su manera de tocar la guitarra y las presentaciones en vivo vivirán para siempre. Mucha fuerza y paz para su familia. Gracias Totales Cerati!», escribió Fher Olvera, el vocalista de la banda mexicana Maná.

«Gustavo, aún nos queda por hacer la canción más importante de todas», escribió la colombiana Shakira en sus cuentas en la redes sociales en las que se despidió del que fue en varias ocasiones su compañero de escenario: «¡Te quiero amigo, y sé que me quieres!».

«Día triste para la música ….en paz descanse Gustavo Cerati, mis oraciones están con el y su familia», señaló otro colombiano, el cantante Juanes, quien ofreció este jueves un concierto en la ciudad de Valledupar como parte de su gira «Loco de Amor», en el que previsiblemente le dedicará al argentino alguna de sus canciones.

René Pérez (Residente), del grupo puertorriqueño Calle 13, recordó el día en que conoció al músico argentino y planificaron el tema «La vuelta al mundo», mientras su compañero Eduardo Cabra, Visitante, elogió en Twitter al fallecido artista con el mensaje «#Cerati Gracias por venir..».

«RIP Gustavo Cerati» escribió Ricky Martin, mientras el rockero español Enrique Bunbury optó por un «Gustavo Cerati Gracias totales!!!».

«Hay una estrella más en el cielo. Te recordaremos siempre con intenso amor y gratitud, querido Gustavo», manifestó el argentino Andrés Calamaro en su cuenta de la red social.

«Gracias Cerati, por todo lo que nos dejas. Cuántas canciones y cuántos recuerdos, descansa en paz genio», señaló la mexicana Julieta Venegas.

«Lamentablemente es cierto, el León dejo de luchar, que día triste, gracias por lo que nos diste, genio único, gracias por estar en mi vida, hasta siempre», expresó Zeta Bosio, compañero de Soda Stereo.

«Todavía no caigo. Su cuerpo dijo que tenía que ir para ese lado. Atiendo, pero la verdad es que estoy con pocas palabras. En este momento acabo de llamar a las aerolíneas para volver mañana, pero por la distancia se me hace imposible», relató Charly Alberti, también compañero de Cerati en Soda Stereo, a una televisora local.

«Que descanses, Campeón. Gracias por las canciones», publicó en la misma red social el músico argentino Iván Noble.

«Es una noticia que te parte el corazón», pero «Gustavo finalmente está en paz, está descansando», dijo el cantante de la banda mexicana Caifanes, Saúl Hernández, a la emisora MVS.

«Gustavo querido: te abrazo en luz y agradezco a la vida haberte tenido con nosotros. Tu música y tu presencia son alegría que trasciende el tiempo. Que tu alma descanse y siga vibrando en lo más alto», le recordó el artista Pedro Aznar a través de Facebook.

El cantante del grupo mexicano Zoé, León Larregui, escribió en su Twitter: «Adiós al genio Gustavo Cerati. Buen viaje… Te extrañaremos».

«Realmente fue mucha inspiración, con Soda Stereo, al escuchar su música nos dimos cuenta que se podía hacer rock de buen nivel», manifestó, por su parte, el bajista de Zoé, Ángel Mosqueda.

La muerte de Gustavo Cerati deja a Uruguay «dolido y sin un gran referente», alguien que era un «gran músico y una persona muy querida», señaló hoy el secretario general de la Asociación de General de Autores del Uruguay (AGADU), Jorge Shlemberg.

Por: AFP y EFE

Ubicada en Internacional · septiembre 5, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD