Noticias en Red

Homenaje al policía que entregó su vida por frustrar atraco

El martes a las 8:30 p. m., seis horas y media después de iniciar el segundo turno, el subteniente Raúl Antonio Nauzán Quiñónez recibió una llamada en su celular.

Se trataba de un habitante del barrio Las Margaritas de Bosa que reportaba un caso de hurto a un asadero de pollos.

El oficial de 37 años de edad, comandante del CAI Metrovivienda, acudió en su patrulla al local, situado en la calle 71 sur con carrera 91 B. Lo acompañaba un patrullero

La información ciudadana era verídica: dentro del asadero La Chispa de Lizeth, tres jóvenes –uno de ellos con arma de fuego en mano– que se movilizaban en bicicletas intimidaban al propietario del negocio, a las cocineras, a los meseros y a un hombre que instalaba una cámara de seguridad. Los delincuentes ya tenían en su poder 250.000 pesos de la caja y dos celulares.

Nauzán, quien 16 años atrás había ingresado a la Policía, fue recibido con un disparo en el pecho tan pronto entró al sitio, pero tuvo el valor y la fuerza suficientes para atrapar a un atracador, de 21 años, y abatir a uno de los cómplices, de 19. El patrullero se encargó de detener al otro delincuente, de 19 años, quien presenta antecedentes por porte ilegal de armas y secuestro simple.

Uniformados del cuadrante 33 llegaron al sitio para llevar al subteniente Nauzán –graduado año y medio atrás como oficial– al Hospital de Kennedy, pero ayer murió a las 2 a. m. “Era un excelente policía y atendía nuestras peticiones”, dijo Nelson González, líder comunal del sector. “El subteniente tenía carisma, era del pueblo y el pueblo llora su muerte”, aseguró el comerciante Wilson Castellanos.

Nauzán también era reconocido por su cercanía con la comunidad y a menudo organizaba actividades para recoger fondos destinados a obras sociales.

El propio presidente Juan Manuel Santos se refirió al asesinato del uniformado a través de su cuenta de Twitter: “Lamentamos la muerte del teniente Raúl Nauzán, héroe de la patria que murió luchando contra la delincuencia. Nuestras condolencias a su familia”. Así mismo, el general Édgar Sánchez, comandante de la Policía de Bogotá, le rindió un homenaje en la sede del comando. “Nunca nos acostumbraremos a la violencia, y mucho menos a la pérdida de un compañero. El subteniente Nauzán era un policía ejemplar, y un policía ejemplar está dispuesto a entregar su vida por los ciudadanos”, sostuvo.

El oficial bogotano era ingeniero mecatrónico, técnico de aviación, tenía 16 felicitaciones y cuatro condecoraciones y hacía dos meses había contraído matrimonio.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y la cúpula de la Policía asistirán a las exequias, previstas para hoy jueves en el Centro Religioso de la institución.

 

 

Tags: , , , , , ,
Ubicada en Noticias en Red · enero 30, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD