Cultura

«Relatos salvajes» se lleva el Goya a mejor cinta latinoamericana

Antonio Banderas con el Goya de Honor - AFP

«Relatos Salvajes» se llevó el Goya a la mejor película iberoamericana, el único de los nueve a los que estaba nominada en la 29 edición de unos premios en los que arrasó el filme «La isla mínima», de Alberto Rodríguez, con diez galardones.

La película, coproducida por la argentina Kramer & Sigman Films y la española El Deseo -de los hermanos Pedro y Agustín Almodóvar-, estaba nominada a los Goya a mejor película, dirección, guion (Szifrón), actor (Ricardo Darín), música (Gustavo Santaolalla), dirección de producción, montaje, maquillaje y peluquería y mejor cinta iberoamericana.

En la categoría en la que ganó, Szifrón se hizo con el premio por encima de «Kaplan», de Álvaro Brechner (Uruguay); «Conducta», de Ernesto Daranas (Cuba), y «La distancia más larga», de Claudia Pinto Emperador (Venezuela).

«Relatos salvajes» repite casi al pie de la letra la carrera que llevó en 2010 «El secreto de sus ojos», de su compatriota Juan José Campanella, que llegó a los Goya con nueve nominaciones, de las que se llevó el de mejor película iberoamericana y mejor actriz revelación (Soledad Villamil).

«El secreto de sus ojos» consiguió posteriormente el Óscar a la mejor película de habla no inglesa, un premio al que también opta «Relatos salvajes» y cuyo resultado se conocerá en la gala del próximo 22 de febrero.

El premio a mejor película europea fue para la polaca «Ida», de Pawel Pawlikowsky, que se impuso al documental «La sal de la tierra» (Francia); «Dios mío, ¿pero qué hemos hecho?» (Francia), y «El abuelo que saltó por la ventana y se largó» (Suecia).

Goya de Honor para Antonio Banderas

Todo ello en una gala marcada por el Goya de Honor que recibió Antonio Banderas, que reivindicó la vida «como aventura y como juego» y aseguró que «el caos es el mejor aliado de cualquier artista», una profesión «siempre en crisis».

El premio se lo dedicó, muy emocionado, a su hija Stella del Carmen. «Es quien más ha sufrido mis ausencias», resaltó, antes de subrayar que, pese a sus aventuras hollywoodienses, su mente siempre está puesta en España.

Banderas recogió el premio de su gran amigo, el realizador Pedro Almodóvar que dijo del actor: «Se ha lanzado sin control y sin prejuicios a todos los abismos a los que le he empujado».

Y otra protagonista de la gala fue Penélope Cruz, que regresó tras cuatro ediciones ausente para entregar el Goya a la mejor película. Cruz, al igual que la mayoría de participantes en la gala, aprovecharon para destacar el buen año del cine español y la ‘reconciliación’ con los espectadores debido principalmente al impulso de «Ocho apellidos vascos».

Con EFE

Tags: , ,
Ubicada en Cultura · febrero 9, 2015 · Comments (0)

PUBLICIDAD