Cultura

El mundo de la salsa recuerda a Celia Cruz en el décimo aniversario de su partida

Imagen tomada de la web

Los seguidores de Celia Cruz pueden visitar su mausoleo en el condado de El Bronx, en Nueva York, al conmemorarse este martes el décimo aniversario de la muerte de la «reina de la salsa», una década en que se han visto privados de su inigualable voz, su energía y de su emblemática exclamación: «¡Azúcar!».

La Guarachera de Cuba fue sepultada en el antiguo cementerio Woodlawn, declarado patrimonio histórico en 2012, tras su muerte el 16 de julio de 2003 al perder su batalla contra el cáncer. Tres años y medio más tarde fue enterrada junto a ella su «cabecita de algodón», como llamaba a su esposo, Pedro Knight.

Cruz había elegido como su morada final el Woodlawn, donde descansan los retos de otros famosos como el trompetista Miles Davis, el editor Joseph Pulitzer, conocido por los premios que llevan su nombre, y el pianista Duke Ellington.

El mausoleo ha sido un lugar visitado frecuentemente por los seguidores de la guarachera, que le dejan flores, mensajes y hasta un pastel en el pasado aniversario de su cumpleaños.

«Celia fue como familia para mí y en esos diez años no ha aparecido nadie que se le acerque y creo que nunca lo habrá», dijo el músico y cantautor Willie Colón, con quien la cantante grabó tres discos.

La intérprete de «Bemba colorá», «La negra tiene tumbao» y «Guantanamera», entre otros muchos éxitos, fue admirada por el público y por muchos de sus compañeros de la música.

Cruz, recordada además por su sonrisa y amor incondicional a su público, reinó mucho más allá del mercado latino y su legado se mantiene en la memoria y sensibilidad de los salseros del mundo entero.

Tags: ,
Ubicada en Cultura · julio 16, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD