Noticias en Red

Aprende a prevenir el cáncer de piel estas vacaciones

Lo primero que debes saber sobre este tipo de cáncer es que cuanto más pronto lo detectes, mayores son las posibilidades de curarlo.

Ahora, aunque amemos los baños de sol pues dan brillo a la piel y en su exposición media ayudan a combatir ciertas enfermedades como el asma, lo cierto es que tomar en exceso las radiaciones del astro rey (rayos ultra-violeta) puede tener un efecto negativo en tu salud. Tanto así que el broncearse en exceso es la principal razón de este cáncer.

¡Aprende a usar el sol!

Así nos lo dijo la dermatóloga Ángela Seidel, presidenta de la Asociación Colombiana de Dermatología,quien nos dio además estas lecciones para prevenir el cáncer de piel:

Aplicar bloqueador todos los días.

Recordar que la luz del sol en cualquier época del año y no solo en verano es igual de perjudicial.

Usar artículos protectores como sombreros, mangas largas y gafas.

Evitar las ‘horas pico’ de radiación (10a.m. a 3 p.m.) especialmente el medio día.

No “echarse a achicharrarse”.

Procurar no usar cámaras de bronceo.

Tener en cuenta que el daño en la piel es acumulativo. La Liga Colombiana contra el cáncer advierte que una insolación hoy puede traer un cáncer años después.

No fumar.

Si empleamos estas instrucciones no solo evitaremos el cáncer sino además el ‘fotoenvejecimiento’ (pecas, manchas y arrugas). “Estas son peores pues son totalmente irreversibles”, asegura Seidel.

Además debes ser más precavida si: tienes la piel, los ojos y el pelo claro y te bronceas con dificultad; si tienes muchos lunares (más de 50); si además tienes lunares congénitos (desde el nacimiento) o atípicos (anchos, irregulares); si tienes familiares o si tú misma ya has tenido un tipo de cáncer grave; si tuviste quemaduras solares severas en tu infancia o adolescencia; si desarrollas trabajo al aire libre o si una lesión color piel en la cara crece lentamente.

¿Cómo identificarlo?

Primero que todo existen dos tipos de cáncer de piel:

Los carcinomas: más frecuentes pero menos graves. Aparecen más a menudo después de los 50 años, habitualmente sobre las partes descubiertas del cuerpo (rostro, espalda, ante-brazos, manos…). 95% de los casos tienen cura si se descubren a tiempo.

El melanoma: temible, el más grave y cada vez más frecuente. Puede ser diagnosticado en personas de cualquier edad pero es muy raro en los niños. Puede localizarse en cualquier parte del cuerpo, pero entre nosotros, que somos mestizos, el melanoma más frecuente se da en la uña y en las plantas de los pies.

Los cánceres benignos o carcinomas se muestran en una herida que no cicatriza, un grano o la costra de una llaga que persiste y se modifica, mientras que el melanoma se manifiesta de dos formas: por la aparición de una pequeña mancha pigmentada sobre la piel sana o por la modificación de un lunar que siempre hemos tenido.

¡Autoexamen de piel!

Hazlo al menos tres veces al año y de los pies a la cabeza. Sigue estos pasos:

En un espejo obsérvate completa y detenidamente con los brazos levantados, de frente, de espaldas y a los lados.

Revisa los antebrazos y las palmas de las manos.

Inspecciona la parte posterior de las piernas, los espacios entre los dedos de los pies, la planta de los pies y los genitales.

Con la ayuda de otro espejo rastrea detrás del cuello y el cuero cabelludo (raya por raya).

Finalmente observa la parte inferior de la espalda y las nalgas.

En la revisión ten en cuenta la ‘regla ABCD’ que te ayudará a memorizar los signos si encuentras algo que te parezca extraño:

A de Asimetría (si no tiene forma circular)

B de Bordes irregulares (si están mal delimitados)

C de Color no homogéneo (si tiene varios colores: negro, café, azul, rojo o blanco)

D de Diámetro (si ves que es mayor a 6mm)

E de Evolución (si ves que cambia rápidamente de forma o color)

Recuerda, el cáncer de piel no duele ni pica, así que ante cualquier anomalía consulta a un dermatólogo.

Tags: , , ,
Ubicada en Noticias en Red · diciembre 26, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD