Noticias en Red

Alcohol y narcóticos, misión Imposible: de 46 años muere el actor Philip Seymour Hoffman

El actor Philip Seymour Hoffman, fallecido en las ultimas horas   aparentemente víctima de una sobredosis, ha añadido su nombre a la extensa lista de estrellas del cine estadounidense muertas por abusar de las drogas.

Hoffman, de 46 años, fue encontrado sin vida en el baño de su apartamento de Manhattan, con una jeringuilla en el brazo y restos de heroína, según han indicado fuentes policiales a varios medios locales.

El ganador de un Oscar como protagonista de «Capote» se suma así a otros célebres intérpretes de Hollywood cuyas vidas terminaron en circunstancias parecidas.

Philip Seymour Hoffman, el actor ganador del Oscar por «Capote» y reconocido por cintas como «The Hunger Games: Catching Fire», murió este domingo 2 de febrero.

Según el reporte del Departamento de Policía de Nueva York, el famoso de 46 años fue encontrado sin vida en su departamento de Manhattan, ubicado en el barrio de West Village.

Aunque se estará investigando la causa exacta de la muerte y la autopsia del actor será este lunes, autoridades reportaron que pudo haber sido una sobredosis de drogas.

De acuerdo a información del Wall Street Journal, un oficial anunció que el actor fue encontrado en el piso de su baño, con una aguja en su brazo izquierdo. Junto a él, había varios sobres que incluían heroína.

Hoffman había admitido en 2006 al programa 60 Minutes que tuvo un gran problema con las drogas desde sus días estudiando drama en NYU a finales de los 80.

«Eran puras (drogas y alcohol), todo eso. Realmente, cualquier cosa que pudiera tener en mis manos… me gustaba todo», le había dicho al noticiero.

El año pasado, Philip entró a rehabilitación una vez más durante diez días, después de recaer en las drogas en 2013 – tras más de 20 años de vencer el vicio.

Su cuerpo fue encontrado por un amigo, alrededor de las 11.30 de la mañana (tiempo del Este), según un dato del New York Post.

Hoffman recibió cuatro nominaciones al Premio Oscar, y fue en 2005 cuando ganó como Mejor Actor por la cinta «Capote». Fue postulado otra vez por sus roles de reparto en «Charlie Wilson’s War» (2007), «Doubt» (2008) y «The Master» (2012).

Otras de sus películas famosas son «Twister», «Boogie Nights», «The Big Lebowski», «Happiness», «Flawless», «Magnolia», «The Talented Mr. Ripley», «Almost Famous», «Red Dragon» y «Mission: Impossible 3», entre docenas más.

Se encontraba rodando «Mockingjay: Part 1» y «Mockingjay: Part 2», basadas en el tercer libro de la saga de «The Hunger Games», protagonizadas por Jennifer Lawrence, en donde interpretaba a Plutarch Heavensbee. También tenía pensado encabezar un programa de comedia para la cadena Showtime titulada «Happyish».

La familia del actor, incluida su esposa Mimi y sus tres hijos, enviaron un breve comunicado: «Estamos devastados por la pérdida de nuestro amado Phil y apreciamos tantos mensajes de amor y apoyo».

La compañía Lionsgate, responsable de las cintas de «The Hunger Games», aclaró que el actor ya había terminado de filmar sus escenas para «Mockingjay: Part 1» y que le faltaban «cerca de siete días» de rodaje para concluir «Mockingjay: Part 2». El papel no será interpretado por alguien más, y se dice que simplemente, el rol saldrá en menos escenas de lo esperado en la última cinta. Además, las fechas de estreno para ambas cintas, planeadas para noviembre de este año y noviembre de 2015, tampoco se verán afectadas.

Hace un par de semanas, Hoffman se encontraba en el Festival de Cine de Sundance, en donde presentó dos películas, incluyendo «A Most Wanted Man», junto a Rachel McAdams.

Quizá el nombre más conocido asociado a una muerte por abuso de estupefacientes es el de la actriz Marilyn Monroe, muerta por una sobredosis de barbitúricos en Los Ángeles en 1962.
Poco después, en 1966, el mundo del cine perdió a otra de sus grandes estrellas, con el fallecimiento de Montgomery Clift por un ataque al corazón provocado por el uso excesivo de alcohol y narcóticos.

La misma suerte corrió Judy Garland, que fue encontrada muerta en el lavabo de su casa tras ingerir una gran cantidad de somníferos en 1969.

Ya en los años 80, John Belushi, actor y cantante componente del dúo «The Blues Brothers», sucumbió en 1982 a una sobredosis de heroína y cocaína.

En 1993, el actor River Phoenix falleció por el uso de varias sustancias estupefacientes con toda una carrera por delante.

Otro joven, Heath Ledger, que interpretó entre otros al personaje del Joker en «El caballero oscuro», falleció por una dosis mortal de medicamentos en 2008.

Mucho más recientemente, hace solo unos meses, el protagonista de la serie «Glee» Cory Monteith fue encontrado muerto en la habitación de un hotel de Vancouver (Canadá) por una intoxicación por mezcla de drogas, que incluía heroína y alcohol.

Con EFE.

Tags: , , ,
Ubicada en Noticias en Red · febrero 3, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD