Noticias en Red

Último Adiós a Renato Capriles, el maestro del baile en Venezuela y Colombia

En hombros de una buena parte de los músicos que tocan en Los Melódicos llegó Renato Capriles a su última morada. “Un aplauso para Renato” pidió uno de los instrumentistas de la Billo’s Caracas Boys para el cerebro detrás de la orquesta que el martes 15 cumplirá 56 años haciendo bailar a los venezolanos.

Horas antes, en la iglesia del Cementerio del Este, antes del inicio de la misa de despedida del maestro, Los Melódicos se formaron para tocar cuatro temas de los preferidos de Capriles, incluyendo el bolero Flores negras, que cantó Ramón Alberto, quien perteneció a la agrupación por varios años.

Además de Ramón Alberto, también estaban los legendarios Perucho Navarro y Verónica Rey, quienes se unieron al canto de El merecumbé, al que también se sumaron Liz, Tony Huerta y quienes aguardaban en la capilla por el oficio.

Concluida la misa, Irina, la hija mayor de Capriles, tuvo la fuerza para pararse frente al féretro de su padre e interpretarle a capela un canto de despedida en latín, antes de romper en llanto. Llanto en el que la secundaron sus hermanas Gody, Iliana, Negui e Iona, quien no perdió momento para cantar una estrofa de un tema que le compuso a su padre. “El que diga que no bailó contigo es que no rumbeó jamás”, afirmó.

A las 3 pm llegó la carroza fúnebre para llevarlo hasta la zona S del cementerio, donde reposará junto a su segunda ex esposa, Kate, fallecida hace pocos meses.

Un camión llevó las decenas de coronas que llegaron para honrar su memoria. De la cruz que estaba sobre el ataúd, Negui tomó varias rosas blancas y las repartió entre los familiares más cercanos.

“No bese a las cantantes”, remedaba uno de los músicos de la Billo’s al maestro. “Me comprometo”, dijo “a que el próximo mano a mano entre Billo’s y Melódicos será dedicado completamente a él”.

El cura ofició el responso y poco a poco la urna fue descendiendo. Quienes tenían las rosas comenzaron a lanzárselas. Negui tomó el resto de la cruz y la volvió a poner sobre el féretro. “¡Que Dios te bendiga y te cuide!”, se oyó. “Ahora sí: salúdeme a Billo”.

www.ultimasnoticias.com.ve

Tags: , , ,
Ubicada en Noticias en Red · julio 11, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD