Política

Se reanuda proceso de paz con mira puesta en elecciones

AFP

El Gobierno de Colombia y las FARC iniciaron este lunes en La Habana el primer ciclo de sus diálogos de paz de 2014, con ambas partes atentas a un año que estará marcado por las elecciones parlamentarias y presidenciales.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) estrenaron la nueva ronda de conversaciones con referencias concretas a este año electoral y con la advertencia de que votar a la derecha o a la «extrema derecha» no es una opción para alcanzar la paz.

Por ello, la guerrilla exhortó a los colombianos a buscar alternativas y a apoyar su propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente por la Paz «frente a cualquier perspectiva electoral de los mismos de siempre, que pretenden convertir a Colombia en paraíso de las trasnacionales».

«El proceso constituyente que se ha iniciado con los diálogos de paz de La Habana debe llenarse de fuerza popular en este 2014 que comienza», aseveró el grupo insurgente en un comunicado leído en la capital cubana por el número dos de las FARC y jefe de su equipo negociador, «Iván Márquez» (alias de Luciano Marín Arango).

«Se mantendrá viva la llama de la esperanza de la paz que hoy titila en La Habana solo si el gobierno está dispuesto a propiciar cambios efectivos que signifiquen democracia y dignidad y si los colombianos atisban en el horizonte que, por fin, podremos tener patria», enfatizaron las FARC.

Controversia propia del proceso electoral

También los negociadores de paz del Gobierno afrontan el 2014 sin perder de vista el carácter electoral de este año y la eventual influencia de esa circunstancia en el proceso de diálogo con la guerrilla.

El domingo, antes de viajar a La Habana -donde hoy no hizo declaraciones-, el jefe de los negociadores oficiales, Humberto de la Calle, aseguró que el Gobierno está «preparado» para hacer frente a las críticas y a la «controversia» propia del periodo electoral que se avecina.

Colombia celebrará el próximo 9 de marzo comicios parlamentarios y poco más de dos meses después, el 25 de mayo, elecciones presidenciales.

El Gobierno y la guerrilla retoman los diálogos en Cuba con la tarea de continuar el debate sobre el problema de las drogas y el narcotráfico en este nuevo ciclo de conversaciones, el decimonoveno desde que arrancó el proceso en noviembre de 2012.

Es el tercer tema que discuten las partes, después de haber logrado a lo largo de 2012 dos importantes acuerdos parciales sobre desarrollo rural y agrario y participación política, los dos primeros puntos de la agenda pactada para el proceso.

Sobre el problema de las drogas, las FARC insistieron hoy en reclamar que las medidas punitivas contra el narcotráfico no se centren en los campesinos y consumidores, a quienes la guerrilla considera los «eslabones más débiles» en la cadena de ese flagelo.

«Tras las rejas, al lado de los capos, debieran estar no los campesinos ni las llamadas ‘mulas’, expresión de un problema social, sino los banqueros corruptos que con el lavado de activos provenientes de ganancias del narcotráfico, estimulan su existencia», opina el grupo insurgente.

En este año que comienza, la guerrilla ha sumado un nuevo miembro a su delegación de paz radicada en La Habana, con la llegada de Guillermo Enrique Torres, conocido como «Julián Conrado» o «el cantante de las FARC».

Con EFE

Tags: , , , ,
Ubicada en Política · enero 13, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD