Política

Petro no se rinde y confía en recuperar la Alcaldía de Bogotá

Foto AFP

El destituido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, peleará hasta el final para recuperar su cargo y está convencido de que lo logrará a través de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) y la movilización ciudadana.

Petro se expresó así tras haber sido sustituido en el cargo el pasado miércoles, cuando el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ratificó la decisión de la Procuraduría General de destituirle e inhabilitarle por 15 años a causa de la crisis de la recolección de basuras ocurrida en diciembre de 2012.

El mandatario tomó la decisión tras rechazar las medidas cautelares a favor de Petro dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pues ese organismo de la Organización de Estados Americanos (OEA) consideró que los derechos políticos del alcalde podrían haber sido violados y por ello pidió dejar en suspenso la destitución hasta analizar el caso a fondo.

Santos no acató esa recomendación y se justificó en que el Consejo de Estado, máximo órgano de lo contencioso-administrativo, había rechazado las tutelas presentadas por Petro y algunos ciudadanos contra la decisión del procurador Alejandro Ordóñez.

Tras ese revés, el exalcalde Petro confía ahora en que la CorteIDH, con sede en San José de Costa Rica, le restituya sus derechos políticos a través de “medidas provisionales” que serían de obligado cumplimiento.

“Las medidas provisionales de la CorteIDH tienen mucho más peso (que las cautelares de la CIDH) y por lo tanto, si se expidieran, muy difícilmente el Gobierno de Colombia las rechazaría, dado que eso casi implicaría un retiro de la OEA”, explicó Petro, quien en su juventud militó en la guerrilla del M-19 y achaca su destitución a razones políticas de la extrema derecha.

El líder progresista acusó a Santos de haber tomado “Bogotá de forma arbitraria para tratar de garantizar su reelección” en las presidenciales, cuya primera vuelta se celebrará el próximo 25 de mayo, y dijo que, tal y como ha ocurrido con el referendo para revocarlo, que se desconvocó cuando estaba fijado para abril, no llamará a elecciones a la Alcaldía con el argumento de que no hay dinero.

Pese a que Petro está cada vez más acorralado, se mostró esperanzado ante el desenlace. “Tengo una esperanza, una ilusión democrática, sé que no cometí un delito, no cometí un crimen, no me robé un peso. Sé que lo que hicimos, lo hicimos con una clara convicción en nuestros principios: privilegiar a los pobres y cambiar paradigmas”, concluyó.

Con EFE

Tags: , , ,
Ubicada en Política · marzo 25, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD