Política

Edgardo Maya reemplazará a Morelli como contralor

Exprocurador, candidato de Santos al cargo, obtuvo 175 votos de congresistas.

Tras una polémica de varias semanas, el Congreso en pleno eligió ayer como nuevo contralor general de la República al valduparense Edgardo Maya Villazón, en medio de una apabullante votación de 175 contra 38 de su contendor Gilberto Rondón.

Apoyo multicolor

Con el apoyo de liberales, conservadores, Cambio Radical, La U, Cien por Ciento Colombia y Opción Ciudadana, Maya Villazón deberá llevar las riendas del ente de control fiscal por los próximos cuatro años que, de concretarse con prontitud el acuerdo de paz con las Farc en Cuba, se convertirán en los primeros años del posconflicto.

Al respecto, Maya, recordando que su “tierra vallenata ha gozado con bella música pero también ha sufrido por más de 50 años de violencia”, aseguró: “vigilaré que los recursos públicos se inviertan en la reparación de las víctimas de la violencia”.

La jornada previa

Desde temprano cada bancada deliberó y votó para acordar por cuál candidato de la terna, en la que también estaba Carlos Ardila, debía ser apoyado por la colectividad.

Lo primero fue la decisión de la Comisión de Acreditación de avalar la terna, a pesar de la advertencia del procurador Alejandro Ordóñez sobre posibles inhabilidades de Maya.

Uno de los integrantes de la comisión, Jaime Amín del Centro Democrático, le dijo a este diario que se decidió seguir adelante con la elección y pedir a las altas cortes nominadoras que se verificaran las presuntas inhabilidades que tendrían los ternados.

Las críticas a Maya son:

Que fue conjuez en 2013, lo que lo inhabilitaría para ejercer como contralor; que en dos años cumplirá 65 años de edad, que sería la límite para fungir como jefe del ente; y por aparentes vicios de trámite en su escogencia por parte de la Corte Constitucional, ya que no se dieron tres votaciones como establece la regla.

El primer humo blanco sobre la escogencia se dio en el Partido Liberal, donde se vivía una pugna entre el expresidente César Gaviria y el presidente Juan Manuel Santos, pues el primero apoyaba a Rondón mientras que el segundo le había dado su guiño a Maya.

La elección roja, de la que salió triunfante Maya con 34 votos contra 21, se vio precedida de llamadas del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, a congresistas de ese partido para que apoyaran la querencia del jefe de Estado.

Según el senador Horacio Serpa, todos los liberales -incluyendo a Gaviria-, tras la votación, estuvieron de acuerdo “democráticamente” en que los 55 de la bancada dieran su respaldo al vallenato.

El Polo Democrático, más tarde, advirtió que votaría en blanco “para no avalar un contralor de los afectos de Santos”. Su vocero, el senador Jorge Robledo, denunció ante la plenaria “las indebidas presiones de Santos sobre los congresistas”.

Para los 25 congresistas de Cambio Radical la decisión fue unánime en apoyo a Maya e igual sucedió en el Partido de La U. En cambio, para los conservadores, que votaron 22 por Maya y 18 en contra, la división fue más que evidente entre los azules santistas y los azules que acogieron el consejo del procurador, que se reunió con su partido al mediodía para respaldar a Rondón.

Por los lados del Centro Democrático hubo consenso para votar por Rondón, en una reunión que también se realizó al mediodía y en la que estuvo presente el ex candidato presidencial Óscar Iván Zuluaga.

Mientras tanto, en la Alianza Verde hubo una división de congresistas que se evidenció en el 5 a 4 por el voto en blanco y dos que se abstuvieron de votar: Antonio Navarro y Jorge Iván Ospina.

En suma, los grandes perdedores de la jornada fueron, por un lado, Gaviria y, por el otro, Ordóñez, que junto con el Centro Democrático hubieran podido cambiar la historia de la elección a favor de Rondón.

Gaviria, quien se reunió un par de veces con el jefe de Estado, fue vencido por este, a pesar de que inicialmente había afirmado que sería imparcial en la elección del jefe del organismo que ofrece casi 4.000 puestos de nómina y una presupuesto de 465 mil millones de pesos al año.

La plenaria. La sesión, que comenzó con una hora de retraso, inició con los impedimentos planteados por algo más de 50 legisladores que tenían familiares investigados por la Contraloría, o que eran ellos mismos indagados por el ente de control o por las corporaciones nominadoras.

Todos los impedimentos fueron negados, excepto los del expresidente Álvaro Uribe, investigado por una Corte ternante, así como los de Jorge Iván Ospina, Honorio Henríquez y Manuel Enríquez Rosero.

La negación de los impedimentos fue criticada por el representante del Polo, Germán Navas Talero: “hay una cuestión ética en el hecho de que un investigado pueda escoger a su propio juez”.

Al comenzar la intervención de los voceros de los partidos, Guillermina Bravo, del Mira, anunció que los tres legisladores se retiraban porque no tenían “elementos de juicio para saber si los ternados están inhabilitados”.

Por su parte, Claudia López, de la Alianza Verde, anotó que “las altas cortes no obraron corresponsabilidad al nominar la terna” y rechazó el hecho de que no hubiera mujeres en la terna y la posibilidad de que no hubiera un control fiscal independiente.

Armando Benedetti, de La U, confirmó la unanimidad por Maya y se mostró complacido con que “un costeño ocupe un cargo tan importante para el país”.

Al ser elegido como contralor, Maya dijo a la plenaria que en su gestión será “el momento de fortalecer el control fiscal” y anunció que conformará “un equipo del más alto nivel para lograr que la Contraloría sea la garante de la transparencia, la eficiencia y la eficacia”.

A la salida del Salón Elíptico, refiriéndose al enfrentamiento entre la contralora saliente Sandra Morelli y el fiscal Eduardo Montealegre, señaló que “tiene que haber una relación integral entre los órganos de control y la Fiscalía para luchar contra la corrupción”.

El Heraldo

Tags: , ,
Ubicada en Política · agosto 20, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD