Noticias en Red

Investigados penalmente el presidente de la Judicatura y otros dos magistrados

Un nuevo escándalo sacude al Consejo Superior de la Judicatura, una de las instituciones más cuestionadas en el país que, incluso, ha estado a punto de desaparecer.

La Fiscalía General de la Nación descubrió un gigantesco carrusel de pensiones fraudulentas en la rama judicial en la que estarían involucrados magistrados, jueces, auxiliares y abogados que se habrían concertado para el cobro irregular de estas millonarias pensiones al Instituto de Seguro Social.

Por eso, la Fiscalía acaba de pedir que se investigue de manera penal a tres magistrados del Consejo Superior de la Judicatura. Ellos son: Ovidio Claros, actual presidente del Consejo de la Judicatura; Julia Emma Garzón y Henry Villarraga, quien para la época de los hechos era magistrado y salió en medio de un escándalo por el tema del coronel Róbinson González del Río. Por estos hechos, la Fiscalía ya capturó a la jueza de Ibagué Stella Ramírez Vargas por otorgar de manera ilegal jubilaciones por más de 1.200 millones de pesos.

La Fiscalía cuenta con grabaciones, testimonios y documentos que comprometerían a los magistrados con este carrusel que operaba, segun las investigaciones, en Tolima, Boyacá y el Valle. Uno de los testigos, tras la captura de la jueza, decidió acercarse a la Fiscalía y contarle que él era uno de los ‘mensajeros’ de los magistrados y quería colaborar con las autoridades porque él estaba comprometido con estos hechos.

Según le dijo a la Fiscalía, él hacia parte de esta red y llevaba tutelas a jueces de ‘confianza’ que iban a nombre de los magistrados para radicarlas en esos despachos, sin reparo alguno. Dice que ‘los acuerdos’ con jueces y magistrados habrían consistido en fallarlas a favor y poder acceder a los millonarios pagos retroactivos, que por cada caso podrían ascender a 200 millones de pesos. Ese dinero al parecer se lo repartían.

Los investigadores tienen información que daría cuenta que esta empresa criminal habría otorgado de manera irregular más de 200 tutelas que le han costado al erario público no menos de 10 mil millones de pesos. Precisamente, en algunas de las grabaciones con las que cuenta la Fiscalía aparecen abogados hablando sobre la manera en que se encargan de ‘cobrar’ las cuotas’ para entregarlas a los doctores’ del centro de Bogotá. Serían los magistrados de la judicatura mencionados en este escándalo.

La Fiscalía también tiene información sobre reuniones y sitios de encuentro en Bogotá e Ibagué donde se habrían hecho estos pagos. En el auto de compulsa de copias que hace la Fiscalía para que la Comisión de Acusaciones de la Cámara investigue a los tres magistrados dice lo siguiente:

«Dentro de la investigación que se adelanta en contra de la doctora Stella Ramirez se extrae que dos abogados (cuyos nombres mantenemos en reserva) bajo promesa remunetaria consistente en un ascenso laboral -nombramiento como magistrada de un Consejo Seccional de la Judicatura- concertaron con la jueza quinta para que esta tramitara en forma irregular acciones de tutela, con actas de reparto falsificadas para asignarlas directamente a ese despacho».

Y continua la Fiscalía diciendo: «Se las pasaban para que las fallara en forma manifiestamente contraria a la ley, favoreciendo a los accionantes y ordenando el pago de pensiones o reliquidación de sus mesadas pensionales no teniendo los accionantes derecho legal a la misma, lo que dio lugar al cumplimiento por parte de Colpensiones, disponiendo el pago de sumas de dinero no debidas en acatamiento a los fallos judiciales».

Las evidencias contra los magistrados

Entre las evidencias que tuvo la Fiscalía para ordenar que se investiguen a los magistrados está lo siguiente.

Dice la Fiscalía que Óscar Romero, oficial mayor del juzgado 5 penal del circuito de Ibagué, contó esto: «Que la jueza Stella Ramírez le informó que siempre que le entregaba las tutelas le decía que era un favor para un magistrado que había quedado de colaborarle en una plaza para una magistratura y por una conversación que tuvo con ella le quedó claro que era un magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, pues aspiraba a que éste le colaborara con la apelación en caso que el Consejo Seccional de la Judicatura del Tolima la sancionara por la investigación que adelantaba con ocasión a uno de esos fallos de tutela».

El funcionario judicial, para dar veracidad a lo que estaba diciendo, le entregó un ejemplo en concreto a la Fiscalía de lo que estaba ocurriendo. «En una oportunidad, que llegó un desacato de Norella Mercedes, una accionante, la jueza dijo que había que proyectarlo con celeridad pues su amigo, el magistrado, le estaba pidiendo una copia de dicho fallo de desacato».

Las investigaciones fueron más allá y la Fiscalía logró el testimonio de la propia jueza. Dice la Fiscalía: «Según lo expresado por la entonces jueza, en diligencia de interrogatorio, un abogado le habría ofrecido un nombramiento como magistrada de un Consejo Seccional de la Judicatura por fallar en favor esas tutelas, en el entendido que estaría haciéndole un favor a magistrados del Consejo superior de la Judicatura».

Y agrega: «Le dijo que le iba a llegar una tutela de un magistrado auxiliar de la doctora Julia Emma Garzón. usted no se preocupe doctora que yo sé como hago mis cosas, yo trabajo para ella y para el doctor Ovidio claros, ellos cuadran todo, desde el reparto en adelante. Usted sencillamente haga lo que tiene que hacer».

«Que le llegó una tutela de un señor Martín, quien fue magistrado auxiliar de la doctora Julia Emma Garzón, eso fue en el año 2010, cuando era juez en Bogotá. Que el abogado siempre le dijo que de los magistrados Julia Emma Garzón y Ovidio Claros era muy amigo de ellos, que la podían nombrar como magistrada en cualquier parte del país en un abrir y cerrar de ojos, que tenía mucho poder y que tenían todo organizado en todo el país y su vida se iba a arreglar, y le insistió que los magistrados se encargaban de cuadrar desde el tema de reparto en adelante», enfatiza.

La Fiscalía, entre otras cosas, ha logrado comprobar que la jueza Stella Ramirez profirió un fallo de tutela en favor de Dagoberto Antonio Barrios, quien se desempeñó en su último cargo como magistrado auxiliar del Consejo Superior de la Judicatura. La Fiscalía también ha logrado corroborar que uno de los abogados que está colaborando con la justicia es una persona ‘muy allegada’ a los magistrados Henry Villarraga, Julia Emma Garzón y Ovidio Claros.

Dice la Fiscalía que, de acuerdo con el análisis de la información recaudada y la mención que se hace con relación a los magistrados del Consejo Superior de la Judicatura, se dispone ordenar la compulsación de copias ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes.
Read more: http://www.lafm.com.co/noticias/fiscal-investigar-magistrados-176312#ixzz3QDh9TsHJ

Tags: , , , , , , , ,
Ubicada en Noticias en Red · enero 29, 2015 · Comments (1)

PUBLICIDAD