Nacional

Procuraduría ordena suspender los caballos cocheros en Cartagena

Hay preocupación por la sobrecarga, el maltrato y la salud de los animales.

La polémica por el futuro de los caballos cocheros en Cartagena tomó alcance nacional luego de que se conociera la solicitud de la Procuraduría General de la Nación hecha al alcalde, Dionisio Vélez, de suspender provisionalmente el servicio de carrozas tiradas por caballos, hasta que no se implementen medidas adecuadas para proteger la vida y la salud de los equinos.

Sin embargo, el abogado de los cocheros, Joaquín Torres, advirtió que hay un fallo de tutela del Juzgado Séptimo Civil del Circuito, del 2009, que ordena a la Alcaldía adoptar las medidas para la reubicación de la estancia de los caballos a un sitio adecuado y permitir a los cocheros continuar ejerciendo su oficio, con el cumplimiento de las exigencias legales.

En aparte del fallo, el juez Héctor Mattar Gaitán indica que el de los cocheros es un “oficio ligado a la propia historia de la ciudad, desde los tiempos de la colonia, que ha perdurado a los largo de muchas décadas como una tradición, hasta convertirse en uno de los atractivos emblemáticos de Cartagena de Indias”.

Para Torres, este fallo prevalece legalmente por encima de la orden del Ministerio Público, que a través del procurador delegado para Asuntos Ambientales y Agrarios, Óscar Amaya Navas, advierte que es necesario frenar el servicio “hasta tanto se hayan adoptado las medidas contingentes y necesarias para proteger la salud y la vida de los equinos, así como la inmediata reorganización de la actividad contando efectivamente con aquellos que de allí derivan de su sustento”.

En Cartagena, la Administración distrital puso en vigencia un decreto para regular la actividad y proteger a los caballos de abusos y maltratos. La Policía de Carabineros ha hecho operativos para revisar la salud de los equinos y controlar el nuevo horario de servicio que comienza a las 5 de la tarde y termina a las 11 de la noche, porque a las 12 ya deben estar guardados.

Sin embargo, todavía hay muchos vacíos, de acuerdo a un debate realizado en el Concejo en el que el cabildante citante, Germán Zapata, dijo que la Alcaldía debe aclarar mucho más el tema del servicio de los cocheros, porque hay vacíos en cuanto a las pesebrebras y la movilidad y control en la zona de murallas.

Los animalistas reconocieron que los cocheros deben su sustento a los caballos, pero les pidieron que se autorregularan para evitar maltratos a los animales. Todo la polémica por los caballos de los coches se avivó luego de que un caballo se desplomara en el sector turístico de El Laguito, por exceso de trabajo y cuando iba con sobrecupo.

El abogado de los cocheros, Joaquín Torres, dijo que este servicio es un patrimonio de la ciudad y que es el Distrito el que debe ofrecer una pesebrera para los caballos y además cancelarles un salario.

La exigencia de la Procuraduría. De acuerdo a la exigencia de la Procuraduría, la Alcaldía tiene un plazo de 10 días para emitir un informe veterinario de los equinos que en los últimos días se han desplomado en medio de las extenuantes, pesadas y acaloradas jornadas de recorrido turístico.

Dos agentes de la Policía Ambiental, que visitaron las pesebreras ubicadas en el sector de Chambacú, de acuerdo a la carta de la Procuraduría, advirtieron del “deplorable estado de las mismas, caracterizadas por el mal olor y la presencia de basuras, que atraen no sólo a las moscas sino también a los roedores”.

Dijeron además que los abrevaderos y comedores no son los adecuados, pues básicamente son canecas plásticas o en concreto y no cuentan con las condiciones que deben reunir para evitar el apostamiento de las aguas o que se humedezca la comida y ésta se fermente causándole cólicos a los animales.

POR:
VICENTE ARCIERI G. – EL HERALDO

Tags: , , , , , , , , ,
Ubicada en Nacional · julio 10, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD