Nacional

En Baranoa, el alcalde prohibió a sus habitantes morirse

¡Insólito!

¿Se imagina que en una ciudad prohibieran morirse? Pues eso está pasando en Baranoa, Atlántico.

En informe realizado por Noticias RCN, el alcalde Roberto Celedón asegura está prohibiendo mediante decreto que la gente se muera.

Sí, así tal cual. Esta curiosa e insólita medida la toma el mandatario local para hacerle un llamado a las autoridades nacionales, ya que los cementerios están completamente llenos y no hay forma de ampliarlos.

En Baranoa mueren cerca de 180 personas al año y la capacidad disponible para enterrar a sus muertos es apenas de 400 bóvedas,y como Celedón no obtiene ayuda, no le queda otra opción que «prohibir» que muera más gente.

Pero el alcalde no solo cuenta el problema sino que también propone una solución: hace poco presentó un proyecto a la Regional Caribe del Órgano Colegiado de Administración y Decisión (Ocad), con el que busca que le otorguen 4.000 millones de pesos para ser utilizados en el traslado de los cadáveres del actual cementerio a un nuevo lugar que contaría con morgue y capilla, tal como un cementerio moderno.

¿Le enterrarán el proyecto?

 

Ubicada en Nacional · agosto 15, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD