Nacional

El padre Llano no podrá volver a escribir por cuestionar virginidad de María

El sacerdote jesuita Alfonso Llano Escobar, quien desde hace más de 30 años escribía la columna “Un alto en el camino” en el periódico El Tiempo, no podrá volver a hacerlo por orden de la Compañía de Jesús, que rechazó así un texto en el que cuestionaba la virginidad de María.

El propio diario informó este lunes de la salida del columnista, después de que éste le enviara un mensaje a los editores en el que les señalaba que el fin de su participación responde a una decisión del superior general de la congregación, el español padre Adolfo Nicolás.

En su columna “La infancia de Jesús” del pasado 24 de noviembre, Llano hizo alusión a la trilogía sobre Jesús de Nazaret del teólogo Joseph Ratzinger, hoy Benedicto XVI y se refirió a la virginidad de María.

“María engendra al Hijo de Dios virginalmente, en sentido teológico, sin la intervención de José, tal como lo relata Mateo (1,26), por obra y gracia del Espíritu Santo. En cambio, como madre del hombre Jesús, igual a nosotros, lo engendra con un acto de amor con su legítimo esposo, José, del cual tuvo cuatro hijos varones y varias mujeres”, rezaba el texto.

Y la reacción a estas declaraciones fue inmediata, sobre todo en sus superiores de la Compañía de Jesús, que a través de la máxima autoridad de esta comunidad religiosa en el mundo, Nicolás, ordenó que suspendiera inmediatamente sus oficios como escritor.

Fin de vocación apostólica de escritor

“El padre Adolfo Nicolás (…) le ha dado orden al padre Alfonso Llano de dar por terminada su vocación apostólica de escritor, lo priva de su libertad de palabra y le exige que no se despida y que guarde absoluto silencio”, escribió sin embargo el padre Llano en un mensaje a la dirección de ese periódico.

El periódico reseña, de igual manera, una última columna del Padre Llano titulada “Mea culpa”, en la que presentó excusas y se dedicó a hablar de la doctrina, documentada ampliamente en la Iglesia Católica, acerca de la Virginidad de María.

El sacerdote jesuita dijo en su mensaje a El Tiempo, tras reconocer que acepta la decisión con humildad y obediencia, que “conserva y profesa todo lo que enseña la fe católica y apostólica y quiere permanecer firme en su vocación a la Compañía de Jesús y a la Iglesia Católica hasta la hora de su muerte”.

Alfonso Llano Escobar es filósofo, teólogo, bioeticista y director del Instituto de Bioética de la Universidad Javeriana por muchos años, y ha sido un sacerdote reflexivo sobre los asuntos de la Iglesia a la que pertenece.

Con EFE

Tags: , , ,
Ubicada en Nacional · diciembre 10, 2012 · Comments (1)

PUBLICIDAD