Judicial

Fiscal sería responsable de libertad de agresores de universitario

Foto Camila Orozco

Roberto Vargas, padre del estudiante universitario Alejandro Vargas, quien fue agredido por dos antisociales en el barrio Chapinero de Bogotá, cree que el fiscal de turno dilató la audiencia en el marco del proceso judicial, por lo que los matones callejeros quedaron libres.

“A las 6 de la mañana del día 28 (de septiembre) la jueza solicitó audiencia; a las 7 y media de la mañana la jueza de garantías inició normalmente (el caso). Se tomaron su tiempo para leer el expediente y a las 9 de la mañana, cuando se vencieron los términos, los abogados de oficio pidieron libertad por vencimiento de términos”, explicó el padre del joven agredido.

Ahora, un grupo de abogados maneja el caso de Alejandro y solicitará audiencia para que les imputen a los agresores cargos por tentativa de homicidio y lesiones personales. El compañero con el que iba el joven también fue golpeado y tiene fracturas en la mano.

“Lo más difícil y crítico de la situación es que cualquier hijo está expuesto a esto. Los muchachos sienten placer golpeando sin ninguna razón. Medicina Legal muestra que estaban en grado de alcohol uno”, indicó el padre del joven.

Vargas contó que Alejandro es estudiante de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y esa noche venía en un bus de la institución educativa hacia el norte. Sin embargo, señaló, decidieron (con su novia y unos amigos) bajarse en la calle 59 con la carrera séptima para retirar dinero en un cajero.

En ese momento, mientras dos de sus amigos estaban en la entidad bancaria, llegaron dos “punkeros” y decidieron golpear a los jóvenes: Alejandro, su novia y otro amigo.

Matones y cobardes

“A la novia de Alejandro le pegaron una patada en el estómago y la dejaron en el suelo. El señor Nates le golpeó la cabeza varias veces contra un bolardo a Alejandro. Mi hijo fue valorado en la (clínica) Marly y remitido a la Clínica Colombia y con lo caótico que está el sistema de salud lo atendieron a las 5:00 de la mañana, cuando había llegado a las 10:00 de la noche”, anotó.

El padre dijo que su hijo “tiene fracturas en la mandíbula inferior y desplazamiento en la misma, fractura en el tabique; el cuello fue inmovilizado por afecciones en la columna”.

Se conoció que los padres de los jóvenes agresores fueron a la URI en Paloquemao y allí le dijeron al padre del estudiante agredido, tras quedar libres sus hijos: “¿Cómo les quedó el ojo?”

Las declaraciones del padre de Vargas fueron conocidas tras la decisión de una jueza de control de garantías que dejó en libertad a dos hombres implicados en la agresión del joven universitario, quien transitaba con su pareja en el sector de Chapinero, en el norte de Bogotá, el pasado viernes.

La jueza 34 de control de garantías dejó libres a los punkeros y matones Daniel Nates y Nicolás Andrade Díaz por vencimiento de términos.

El joven agredido es el novio de la sobrina del abogado Jaime Granados, Ornella Suárez, quien explicó que los dos antisociales, sin ninguna razón, los agredieron verbalmente y luego los golpearon, tras calificarlos de “gomelos”.

Tags: , , ,
Ubicada en Judicial · septiembre 29, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD