Judicial

Corte de Texas sentenció a 10 años de prisión a médica colombiana

Una corte de Texas en Estados Unidos sentenció a 10 años de prisión a la colombiana Ana María González Angulo por envenenar a su amante y colega, George Bumenschein, con el que trabajaba como oncóloga en una clínica.

La sentencia del tribunal señala que la colombiana no tendrá beneficios judiciales como la libertad condicional. Además, González Angulo deberá pagar una multa de 10 mil dólares.

En la parte final de los alegatos del juicio contra la oncóloga González Angulo, la fiscalía argumentó que la colombiana actuó con deliberación para envenenar a su amante, el también doctor George Blumenschein, quien se encuentra en la sala junto a su novia Evette Toney en primera fila.

El abogado defensor, Derek Hollingsworth, pidió que se realizara una supervisión comunitaria para  preguntar a todos los que conocen a la doctora González Angulo sobre sus comportamientos, al asegurar que se debe analizar el recorrido de su vida y no solo una pequeña parte.

Además, Hollingsworth solicitó la libertad condicional de la científica colombiana, a quien se le ve muy afectada y llorando constantemente en el tribunal de Texas (Estados Unidos), donde se lleva a cabo el juicio.

Tal como se ha caracterizado tradicionalmente el conservador estado de Texas, algunos analistas perciben un tufillo de xenofobia en el fondo del proceso, por cuanto la acusada es colombiana.

Insuficiencia renal

El hecho ocurrió el 27 de enero de 2013, cuando luego de sentirse mal el hombre acudió al médico, donde le diagnosticaron una insuficiencia renal causada por productos químicos anticongelantes.

Según la investigación, González Angulo actuó por despecho ya que Bumenschein había decidido apostar por la relación que mantenía con su pareja formal, Evette Toney, en lugar del romance con la colombiana.

Durante el juicio, que empezó el 15 de septiembre, la acusación argumentó que González Angulo se había obsesionado con su examante hasta el punto de que la aventura amorosa terminó en una “atracción fatal”.

A pesar que desde un principio tuvo sospechas sobre su examante, Bumenschein tardó en poner el caso en conocimiento de las autoridades porque temía que la colombiana volviera a actuar e hiciese daño también a Toney.

La acusación presentó unos informes médicos que detallan que la víctima aún sufre los estragos del envenenamiento y que ahora es entre seis y ocho veces más vulnerable a sufrir una muerte súbita, como consecuencia de la ingesta del producto químico. González Angulo está ahora a la espera de conocer su sentencia.

 

Tags: , , , ,
Ubicada en Judicial · septiembre 29, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD