Internacional

Obama promete que evitará tragedias como la de Newtown

El presidente estadounidense Barack Obama prometió hacer todo lo que esté en su poder para evitar tragedias como la “violencia indescriptible” que costó la vida a 26 personas, entre ellas 20 niños, en una escuela de la localidad de Newtown (Connecticut).

Citando uno a uno durante una ceremonia religiosa los nombres de los 20 niños asesinados, Obama llamó a “hacer que nuestro país sea digno” de su memoria, tras haber comunicado a los familiares y allegados de las víctimas “el amor y las plegarias” de Estados Unidos.

Durante su discurso, en una gran sala del colegio secundario de Newtown en el que había sido precedido en el uso de la palabra por representantes de los grandes cultos monoteístas, Obama llamó a sus compatriotas a preguntarse si “estamos haciendo lo suficiente para proteger a nuestros hijos”.

En las próximas semanas, “me valdré de los poderes que mis funciones me confieren para reunirme con mis conciudadanos, desde las fuerzas del orden hasta los profesionales de la psiquiatría y los profesores, con el fin de trabajar para que tragedias como ésta puedan ser evitadas”, prometió el presidente.

“¿Y estamos dispuestos a decir que una violencia como esta, de la que son víctimas año tras año nuestros hijos, es de una manera u otra el precio a pagar por la libertad?”, insistió el presidente, presionado desde el viernes para que se actúe finalmente en favor de instaurar límites a la posesión de armas por los ciudadanos estadounidenses.

El asesino mató a su madre y se suicidó

Este domingo, la Policía de Connecticut identificó formalmente al atacante de la escuela como Adam Lanza, de 20 años, y catalogó su muerte como suicidio.

El teniente Paul Vance, portavoz del cuerpo, también confirmó que Lanza asesinó a su madre Nancy en el domicilio de ambos antes de cometer la masacre y que se disparó con un arma corta, así como que el arma que utilizó en el ataque fue un rifle de asalto Bushmaster.

El médico forense Wayne Carver precisó que los niños y las mujeres asesinadas por Adam Lanza recibieron varios disparos cada uno. “Entre tres y once en los siete (cuerpos) que examiné personalmente”, dijo a la prensa.

La personalidad de Adam Lanza sigue siendo un enigma. Excompañeros de clase lo describen como alguien tímido, solitario y muy inteligente.

El asesino no dio señales de estar preparando una masacre. Algunos evocaron el síndrome de Asperger, un trastorno de carácter autista, caracterizado por las dificultades para las relaciones sociales. Pero esto no fue confirmado.

De todas las masacres en campus universitarios y escuelas de Estados Unidos, el saldo en número de víctimas de este episodio sólo fue superado por la de la Universidad Virginia Tech en 2007, donde 32 personas fueron asesinadas.

Tags: , ,
Ubicada en Internacional · diciembre 17, 2012 · Comments (0)

PUBLICIDAD