Internacional

Murió el exdictador Jorge Videla en Argentina

El exdictador argentino Jorge Rafael Videla, condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos en el último régimen de facto (1976-1983), falleció hoy en Buenos Aires, a los 87 años de muerte natural.

Videla, quien permanecía encarcelado en un penal de la provincia de Buenos Aires, fue el primer gobernante de la dictadura argentina condenado a prisión perpetua, cuando en 2010 la Justicia le declaró culpable del fusilamiento de una treintena de presos políticos en 1976.

En 2010 la Justicia lo declaró culpable del fusilamiento de una treintena de presos políticos en 1976 y el año pasado, un tribunal condenó al exdictador a 50 años de cárcel por un plan sistemático de robo de bebés, hijos de perseguidos o desaparecidos, durante la dictadura.

El exdictador fue el primer dictador del régimen militar, entre 1976 y 1981, cuando fueron secuestrados y desaparecidos la gran mayoría de las 30.000 personas, según organismos humanitarios, mientras unos 500 niños fueron robados a sus padres que se encontraban en cautiverio.

La presidenta de la organización Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, dijo a Radio Continental que “me quedo un poco tranquila de que un ser despreciable ha dejado este mundo”.

“La historia seguramente considerará el genocidio que sufrieron los argentinos, el oprobio de la dictadura civico-militar que encabezó (Videla) y de la que no se arrepintió, de la que hizo declaraciones tardías para reivindicar todos sus delitos”, aseveró Carlotto.

El genocida no se arrepintió de sus crímenes

En tanto, el Premio Nobel de la Paz (1980), Adolfo Pérez Esquivel, indicó que Videla “nunca se arrepintió de los crímenes y se lleva mucha información, pero la justicia debe seguir trabajando para ver qué pasó con los desaparecidos y los niños” robados.

El dirigente humanitario, quien recibió el Premio Nobel por sus denuncias contra la dictadura, dijo que “los militares guardan todo y algún día esa información va a salir a la luz”.

El exgeneral fue destituido de su cargo militar por la justicia civil, a la que nunca reconoció, como ocurrió en su última aparición pública el martes pasado ante un tribunal.

Tras la muerte de Videla, entre los jefes dictatoriales sólo queda en vida Reynaldo Bignone, quien fue el último presidente de facto antes del retorno a la democracia y la asunción de Ricardo Alfonsín (1983-89) en diciembre de 1983.

Los organismos humanitarios señalaron que fueron 30.000 los desaparecidos en la dictadura, la mayoría de ellos llevados a alrededor de medio millar de centros de torturas y exterminio distribuidos en todo el país.

Videla había sido condenado a prisión perpetua, junto al jerarca de la Marina Emilio Massera, en el histórico Juicio a las Juntas de 1985 que tuvo en el banquillo a integrantes de tres de las cuatro juntas militares que gobernaron Argentina entre 1976 Y 1983.

Fue indultado en 1990 por el expresidente Carlos Menem (1989-99) y volvió a ser detenido en 1998 con prisión domiciliaria por una causa por robo de bebes, y en 2010 la Corte Suprema de Justicia dejó en firme la nulidad de los indultos.

El exdictador fue llevado a una cárcel dentro de un cuartel militar hasta que finalmente, en 2008, fue trasladado a la cárcel común de Marcos Paz, donde están detenidos los condenados por crímenes de lesa humanidad.

Tags: , ,
Ubicada en Internacional · mayo 17, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD