Internacional

Hollande reconoce crisis de pareja, pero centra charla en plan económico

François Hollande - Foto AFP

El presidente francés, François Hollande, reconoció que vive un momento «doloroso» con su compañera Valérie Trierweiler y prometió una aclaración rápida de su situación, después de que la prensa revelara que vive un romance con una actriz.

Hollande trató este martes a toda costa de mantener la frontera entre su vida pública y la privada, y se esforzó en centrar su intervención en su acción económica.

Anunció en particular un plan de bajas de cotizaciones de 30.000 euros para las empresas y ajustes por 50.000 millones en tres años en los gastos de la administración, con el objetivo de reactivar el crecimiento.

En conferencia de prensa dada en el palacio del Elíseo, el presidente socialista habló durante 30 minutos sobre esos proyectos, pero al llegar las preguntas de los periodistas, éstos lo interrogaron inmediatamente sobre las revelaciones de su vida privada: ¿Valérie Trierweiler sigue siendo la primera dama de Francia?

«Todo el mundo puede atravesar pruebas en su vida personal. Es nuestro caso, son momentos dolorosos», manifestó con tono grave.

No obstante, rehusó decir si seguía viviendo con ella. «Los asuntos privados se tratan en privado», afirmó, aunque prometió «aclarar» esa situación antes de su visita a Estados Unidos, prevista el 11 de febrero, en la que en principio debía ser acompañado por Valérie Trierweiler.

Al insistir un periodista para que diera informaciones sobre el estado de salud de su compañera, hospitalizada desde que el viernes pasado la revista Closer reveló la relación del presidente con la actriz Julie Gayet, Hollande se limitó a decir: «[Valerie Trierweiler] descansa, y no haré ningún otro comentario».

Indignación por noticia sobre su vida privada

Expresó su «indignación total» por la publicación de un hecho que compete a su vida privada, aunque afirmó que no presentará una demanda judicial contra Closer por una cuestión de paridad ante la justicia, dado que como presidente está «protegido por la inmunidad» del cargo, pero tiene derecho a demandar a otros.

Este asunto llegó en muy mal momento para Hollande, cuyo nivel de popularidad cayó en picado a raíz del descontento de los franceses por la presión fiscal, la tasa de desempleo y las reestructuraciones.

El presidente anunció en la conferencia de prensa recortes adicionales de 50.000 millones de euros en el periodo 2015-2017 en los gastos de la administración y anunció que aliviará en 30.000 millones las cotizaciones sociales de las empresas.

«Francia debe recuperar imperativamente su fuerza económica» y ahora debe «acelerar» la marcha para que el crecimiento sea «lo más vigoroso posible», declaró.

Respondiendo a una pregunta, el presidente socialista asumió la etiqueta de «social-demócrata», pero rechazó la idea de que hubiera adherido al «liberalismo», como han escrito algunos analistas.

Según un sondeo del instituto Ifop publicado el martes, sólo el 28% de los franceses tienen una buena opinión de Hollande, una baja de tres puntos porcentuales respecto al mes anterior. La encuesta fue realizada el viernes y el sábado, pero el instituto no indica si la revelación sobre la relación del presidente con Gayet incidió en la caída.

Con AFP

Tags: , , ,
Ubicada en Internacional · enero 14, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD