Internacional

El papa pone el dedo en la llaga de la “globalización de la indiferencia”

El papa Francisco criticó la indolencia del mundo ante la inmigración y citó al escritor español Lope de Vega y su obra teatral «Fuente Ovejuna» para denunciar este fenómeno.

El obispo de Roma recordó la frase central de la obra, según la cual nadie se considera responsable de la muerte de los inmigrantes indocumentados que mueren en las travesías de los mares en busca de un mundo mejor.

Durante una homilía en la isla italiana de Lampedusa, el argentino Bergoglio, conocedor de la literatura española, no dudó en echar mano de la famosa comedia de Félix Lope de Vega y Carpio (1562-1635), uno de los más importantes poetas y dramaturgos del Siglo de Oro español.

«En la literatura española hay una comedia de Lope de Vega que narra cómo los habitantes de la ciudad de Fuente Ovejuna asesinan al gobernador porque es un tirano y lo hacen de manera que no se sepa quién lo ha hecho. Cuando el juez del rey pregunta ‘¿Quien mató al comendador?’, todos respondieron ‘Fuente Ovejuna, Señor’. Todos y ninguno», dijo el papa.

“Nadie se siente responsable”

Francisco agregó ante unas 10.000 personas, muchas de ellas inmigrantes norafricanos llegados a Lampedusa en los últimos días, que también hoy esa pregunta emerge con fuerza, en otro contexto: «¿Quién es el responsable de la sangre de estos hermanos y hermanas? Nadie. Todos nosotros respondemos: no he sido yo, yo no tengo nada que ver, serán otros, no yo».

«Nadie se siente responsable de esto (los dramas de la inmigración), hemos perdido el sentido de la responsabilidad fraterna, hemos caído en el comportamiento hipócrita», agregó el obispo de Roma.

En la homilía, Francisco también echó mano de otro escritor, el italiano Alessandro Manzoni (1785-1873), y del personaje «l’innominato», el innombrable, de su obra «I promessi sposi» (Los novios), figura malvada.

Francisco sentenció: «(La) globalización de la indiferencia nos hace a todos los hombres innombrables, pero todos somos responsables sin nombre y sin cara».

Durante este primer viaje, el pontífice escribió un nuevo trino en la red social Twitter, donde tiene la cuenta @pontifex: «Pidamos un corazón que acoja a los inmigrantes. Dios nos juzgará según hayamos tratado a los más necesitados».

Tags: , ,
Ubicada en Internacional · julio 8, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD