Internacional

Conmovido el mundo por la partida de un gigante moral

Foto AFP

Gobiernos e instituciones de todo el mundo han mostrado sus condolencias por la muerte de Nelson Mandela y han destacado su lucha pacífica contra el apartheid en África, donde muchas personalidades expresaron su orgullo por el considerado «patriarca» de Sudáfrica.

Entre los principales dirigentes mundiales, el presidente estadounidense, Barack Obama; el mandatario chino, Xi Jinping, y el gobernante ruso, Vladímir Putin, mostraron sus condolencias, al igual que hizo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para quien Mandela es ejemplo por su «determinación» y «compromiso».

Los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo, Herman Van Rompuy, expresaron su pesar por «la muerte de una de las más grandes figuras políticas de nuestro tiempo», que representó «la lucha contra el racismo».

El actual presidente, Jacob Zuma, comunicó la noche del jueves en una alocución al país la muerte de Mandela y proclamó: «Ha muerto en paz, nuestra nación ha perdido al más grande de sus hijos y a un padre».

Otro luchador por la paz de su país, el arzobispo emérito de Ciudad del Cabo, Desmond Tutu, galardonado como él con el Nobel de la Paz, dio las gracias a la familia por compartir al «patriarca» de Sudáfrica con su país y el resto del mundo.

Por su parte, su sucesor en la Presidencia, Thabo Mbeki, consideró que esa muerte «marca el final de una era histórica» y es «una pérdida personal porque durante muchas décadas fue nuestro guía y el de nuestros padres».

Su adversario político en Sudáfrica

El último presidente del régimen racista sudafricano, Frederick De Klerk, al que Mandela sucedió, reconoció que fue un «honor» trabajar con él, pues «aunque éramos adversarios políticos y nuestra relación fue a menudo turbulenta, siempre fuimos capaces de unirnos en momentos cruciales para resolver muchas crisis que surgieron».

La presidenta de la Comisión de la Unión Africana (UA), Nkosazana Dlamini Zuma, aseguró que «África está desolada» con la pérdida de un «héroe panafricano».

Madiba, nombre del clan de Mandela por el que se le conoce cariñosamente en Sudáfrica, «simboliza el espíritu del panafricanismo y la solidaridad en la lucha de la humanidad contra el ‘apartheid’, la opresión y el colonialismo», dijo Dlamini Zuma.

En la India, el primer ministro, Manmohan Singh, le aupó como un «verdadero gandhiano», al tiempo que destacó su figura como fuente de «inspiración eterna para las generaciones futuras».

El Dalái Lama, líder espiritual de los budistas tibetanos, expresó su «profunda tristeza» y le describió como «hombre de coraje, principios y una integridad incuestionable».

El último presidente soviético, Mijail Gorbachov, elogió la figura de alguien a quien «conocía muy bien» y afirmó que Mandela le dijo que la «perestroika» en la URSS ayudó mucho a la lucha contra el apartheid.

Padre de Sudáfrica y héroe del mundo

Desde Brusela se sumó a las condolencias el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, que le calificó como «padre» para Sudáfrica y «héroe» para el mundo.

Jefes de Gobierno de los países europeos mostraron su pesar en las redes sociales, como el primer ministro británico, David Cameron, que le definió como un «héroe de nuestro tiempo».

En España, los Reyes y los Príncipes de Asturias enviaron telegramas de condolencias a Zuma en los que expresan su «tristeza y consternación» por el fallecimiento de un «amigo cercano» y una «figura clave de la Historia».

El presidente francés, François Hollande, en un comunicado, le recordó como un «combatiente infatigable», que no solo derrocó ese «régimen abyecto», sino que reconcilió a los sudafricanos, mientras la canciller alemana, Angela Merkel, lo recordó como «ejemplo para el mundo entero».

Entre los primeros en mostrar sus condolencias, por el huso horario, los mandatarios e instituciones con sede en América como la ONU y la OEA, además de presidentes, exgobernantes y personalidades de la cultura y el deporte hicieron sus valoraciones del desaparecido dirigente.

«Nadie como él hizo tanto por los valores y aspiraciones de Naciones Unidas», dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, al resaltar que su «fortaleza moral» fue «decisiva» para acabar con el «apartheid».

Días de duelo y banderas a media asta

El titular de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, señaló que Mandela fue «un hombre que marcó en la historia mundial un hito insuperable de entrega y consecuencia».

Obama ordenó ondear a media asta las banderas en la Casa Blanca y todos los edificios públicos hasta el anochecer del lunes, y afirmó que «hizo más que lo que se puede esperar de cualquier hombre».

En Brasil, la mandataria Dilma Rousseff afirmó que su ejemplo «guiará a todos aquellos que luchan por la justicia social y por la paz en el mundo».

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó tres días de duelo y calificó a Mandela de «gigante».

Su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró que deja como legado una guía para alcanzar la paz en el país, mientras el peruano Ollanta Humala exhortó a seguir el camino de justicia, fraternidad y libertad que dejó.

Con EFE

Tags: , , ,
Ubicada en Internacional · diciembre 6, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD