Internacional

Colombia y Nicaragua, tan lejos y tan cerca

La relación entre Colombia y Nicaragua camina hacia un distanciamiento aún mayor con el nuevo paso dado por el país centroamericano en el litigio marítimo en el Caribe, que llevó al Gobierno colombiano a llamar a consultas a su embajadora en Managua.

El diferendo, que durante la mayor parte del siglo XX estuvo latente en la relación bilateral, se activó en diciembre de 2001 con la decisión de Nicaragua de acudir a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en busca de una nueva frontera marítima que reemplazara el meridiano 82, establecido como tal por el Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928, que Managua no considera válido.

La CIJ, con sede en La Haya, confirmó en 2007 la soberanía de Colombia sobre las islas mayores del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y hace un año lo hizo con siete cayos vecinos, pero modificó los límites al conceder a Nicaragua una porción de mar al este del paralelo 82 que según Colombia es de 75.000 kilómetros cuadrados y según Nicaragua, de 90.000.

Esa sentencia, lejos de ser salomónica, ha aumentado la tensión entre los dos países, hasta el punto de que Colombia llamó el miércoles a su embajadora en Managua, Luz Estela Jara, tras la decisión de Nicaragua de presentar una nueva demanda ante la CIJ, que se suma a otra de septiembre pasado.

La ministra colombiana de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, lamentó que sea «imposible tener un diálogo con Nicaragua», país que, según explicó, prefiere recurrir siempre a la Corte de La Haya en vez de conversar directamente con Colombia.

El argumento de Nicaragua es que Colombia ha incumplido la sentencia de la CIJ del 19 de noviembre de 2012 que modificó los límites, y ha amenazado con el uso de la fuerza en la zona.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha manejado el caso con prudencia y diplomacia, pero cada vez son más las voces que piden una respuesta más enérgica para frenar lo que el propio mandatario ha calificado de «ánimos expansionistas de Nicaragua» en el Caribe.

Colombia denunció hace un año el Pacto de Bogotá, instrumento que reconoce la jurisdicción de la CIJ en los países americanos, y Santos pidió a la Corte Constitucional que se pronuncie sobre si ese tratado se ajusta o no a la Carta Magna.

Con EFE

Tags: , , , ,
Ubicada en Internacional · noviembre 28, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD