Cultura

Tras 50 años de «Rayuela», sigue vigente el juego de Cortázar

Imagen tomada de la web

«¿Encontraría a la Maga?». Así comienza «Rayuela», la mítica novela de Julio Cortázar que marcó un antes y un después en la literatura en español y de la que este viernes se cumplen 50 años de su primera edición, publicada por la Editorial Sudamericana.

Para conmemorar este aniversario se lanza una edición conmemorativa (en Alfaguara para España y América), que contiene un apéndice donde el propio Cortázar cuenta la historia de la novela e incluye también un mapa con el París de «Rayuela»: la rue Seine, la Biblioteca Mazarine, el Pont des Arts, el Pont Neuf, Monsieur Le Price, el cementerio de Montparnasse o la casa de Oliveira.

Un París impregnado por esa visión mágica y laberíntica de la capital francesa, que se alternará en la novela después con el Buenos Aires de un melancólico Horacio Oliveira y su recuerdo de La Maga, la protagonista de la historia. Un París con mucha música, mucho jazz, humo, tertulias, amor, libertad y una visión existencialista del mundo.

Una publicación que coincide también con el centenario del escritor argentino, que nació en Bruselas un 26 de agosto de 1914 y murió el 12 de febrero de 1984 en París.

En 2014 se cumplen los treinta años de la muerte de este escritor, autor de obras fundamentales como «Bestiario» (1951), «Historias de cronopios y de famas» (1962), «Todos los fuegos el fuego» (1966) o «62 Modelo para armar» (1968).

Inicio del “boom” de la literatura latinoamericana

«Rayuela» salió de la imprenta el 28 de junio de 1963, fecha determinante para el devenir del llamado “boom” de la literatura latinoamericana.

Algunos expertos consideran que con la publicación de «Rayuela» nació el llamado «boom» latinoamericano, al que se sumarían autores como Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa o Carlos Fuentes.

Una especie de «collage» literario que se estructura en 155 capítulos y puede ser leída de diferentes formas, como una clásica que acababa en el capítulo 56 y otra que empezaba en el capítulo 73 y le seguía una lectura laberíntica, como un juego de rayuela.

Julio Cortázar, un niño grande, alto, desgarbado y siempre fascinado por lo moderno en todas las áreas de las artes, como la pintura o la música, como le recuerda el escritor chileno Jorge Edwards cuando lo conoció en París en los años 60, hizo de «Rayuela» una obra clásica en todo el mundo, como «Cien años de soledad» (1967) de Gabriel García Márquez.

Conferencias, debates y lecturas del texto conmemoran esta semana en Buenos Aires y diversas ciudades del mundo el aniversario de la obra más emblemática de Cortázar, que inicialmente pensó en titularla «Mandala».

Por los tiempos de publicación de “Rayuela”, Julio Cortázar (Bruselas 1914-París 1984) es un escritor vanguardista, traductor de la Unesco, con dominio del inglés y el francés, instalado en París desde 1951 y admirador de la revolución de Fidel Castro como años más lo será del sandinismo en Nicaragua.

Tags: , ,
Ubicada en Cultura · junio 28, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD