Cultura

Tras 200 años de su nacimiento, Verdi «sigue vivo» en Italia

El célebre maestro italiano Giuseppe Verdi, compositor de 28 óperas, entre ellas Aída, Rigoletto y La Traviata, perdura en el recuerdo de Busseto, su pueblo natal, que este jueves 10 de octubre celebra al igual que toda Italia el bicentenario del nacimiento de su hijo predilecto.

Pese a la fama que cosechó en el mundo, Verdi nunca quiso alejarse de la casa familiar, cuya modestia sorprende. Está ubicada en la pequeña aldea de Roncole, cercana a Busseto, en Emilia-Romaña, norte de Italia. Situado en una avenida, el hotel-panadería de sus padres resalta por su simplicidad.

Al héroe nacional, que popularizó la lírica, narrando la historia de «héroes» incómodos para la sociedad, los italianos siguen rindiendo homenaje y veneración.

El genio surgido de la nada, que a fuerza de trabajo y empeño se convierte en ídolo, el defensor de una Italia unida en el agitado siglo XIX, debe mucho a un rico negociante de Busseto y melómano, Antonio Barezzi, su mecenas.

En su mansión, que también se puede visitar, situada ahora en la plaza Giuseppe Verdi, dirigió su primer concierto y conoció a su primera mujer, Margherita, cuya prematura muerte, junto con la de sus dos hijos, marcaron su vida.

Popularidad y compromiso social y político

Una estatua monumental de Verdi domina la localidad donde contribuyó a la fundación del teatro local y también de su hospital.

La popularidad de Verdi, quien fue un hombre comprometido políticamente, se extiende a nuevas y viejas generaciones de hoy en día.

Este jueves, con ocasión de los festejos, retumbará en muchas casas italianas el célebre «Va pensiero», el coro de los esclavos de la ópera Nabucco, en el que se habla de la patria perdida, en una referencia a la Italia ocupada, pero también al exilio.

El gran director de orquesta italiano, Riccardo Muti, dirigirá ese día en directo –gratuitamente para todo el mundo– desde Chicago el «Requiem», mientras se multiplican nuevas ediciones de las óperas de Verdi: Don Carlos, Otello, La traviata, El trovador,  Falstaff y La fuerza del destino, entre muchas otras.

Su mensaje político, de defensor de los pobres, de los oprimidos, de los explotados; su anticlericalismo, al acusar a los representantes de la religión de desencadenar violencia y castigos, son poco conocidos.

El bicentenario del natalicio de Giuseppe Verdi se suma en el 2013 a la conmemoración de los 200 años del nacimiento de su contemporáneo, el compositor alemán Richar Wagner, quien también es reconocido por sus famosas óperas. Wagner nació cinco meses antes, el 22 de mayo de ese 1813.

Con AFP

Tags: , , , ,
Ubicada en Cultura · octubre 9, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD