Cultura

Titanes de la música exploran la condición humana

La música clásica ha explorado a lo largo de la historia los estados más profundos de la condición humana y ha alcanzado cotas de emoción que difícilmente otros lenguajes pueden llegar a rozar.

Los amantes de los grandes compositores de todos los tiempos tendrán la oportunidad de evocar estos estados profundos de la condición humana con el concierto que este fin de semana interpretará la Orquesta Filarmónica de Bogotá.

Momentos tormentosamente agitados, solemnes, alegres, rápidos y lentos tejerán los temas del Concierto para violín y orquesta op. 24 de Miklós Rózsa y la Sinfonía No.1 en mi menor (“Titán”) de Gustav Mahler, que conforman el programa de la presentación de la Filarmónica de la capital colombiana, bajo la batuta de su director titular, el maestro Enrique Arturo Diemecke.

En la primera parte los asistentes vivirán la elegancia de un gran ejercicio melódico y de color instrumental con el Concierto para violín y orquesta del húngaro Rózsa, un compositor asociado estrechamente a la cinematografía estadounidense.

A mediados del siglo pasado se le conocía a Rózsa en los estudios de Hollywood de la Metro Goldwyn Mayer por sus partituras ampulosas y complejas que acompañaron epopeyas bíblicas e históricas del cine norteamericano como Quo Vadis (1951), Julio César (1953), Ben-Hur (1959) y El Cid (1961).

Algunos momentos del Concierto para violín y orquesta llegaron a formar parte de la cinta La vida Secreta de Sherlock Holmes (1970), dirigida por Billy Wilder.

Poema sinfónico en dos partes

En la segunda parte de la presentación viene el turno de la titánica Sinfonía No.1 (“Titán”) de Mahler – el más importante de los sinfonistas vieneses del último período-, la cual retrata los tormentos de una naturaleza poderosa y autodestructiva y su ulterior reconciliación con el hombre.

La forma original fue la de un poema sinfónico en dos partes titulado Titán, en el que se alude a una naturaleza poderosa y autodestructiva.  La primera parte del poema sinfónico original describía el tránsito de la época de juventud a la madurez y sus tortuosas dificultades.

La segunda parte estaba dedicada a lo que Mahler denominó la comedia humana. “Al final de la sinfonía todas las angustias han sido erradicadas, la naturaleza se nos muestra gloriosa y triunfante. La reconciliación de Mahler con sus ‘demonios internos’ es total”, al decir de la musicóloga Ellie Anne Duque.

La Orquesta Filarmónica de Bogotá se presentará este viernes 18 de octubre a las 7:30 p.m. en el auditorio Fabio Lozano de la Universidad Tadeo y el sábado a las 4:00 p.m. en el auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional, respectivamente.

 

Tags: , , ,
Ubicada en Cultura · octubre 16, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD