Cultura

Restos de Neruda serán exhumados para averiguar si fue asesinado

Los restos del poeta chileno Pablo Neruda serán exhumados el próximo 8 de abril con el fin de saber si el premio Nobel de Literatura fue realmente asesinado como lo ha denunciado su conductor, confirmaron fuentes judiciales.

En la exhumación participarán un equipo multidisciplinario del Servicio Médico Legal (SML), un equipo forense argentino, peritos españoles y veedores integrantes del Comité Internacional de la Cruz Roja.

El desentierro, el segundo que sufren los restos de Neruda, fue ordenado por el juez Mario Carroza, que está a cargo del sumario abierto tras la denuncia por homicidio presentada por el Partido Comunista de Chile, al cual pertenecía el autor de “Canto General”.

“El próximo 8 de abril, a las ocho de la mañana, se iniciará la exhumación de Pablo Neruda”, precisó una fuente judicial.

Hasta comienzos de 2011, la versión oficial sobre la muerte de Neruda, ocurrida el 23 de septiembre de 1973, era que se debió a un cáncer de próstata.

Inyección letal en el hospital

Pero en mayo de ese año, su antiguo chofer, Manuel Araya, denunció que el autor de “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” recibió una inyección letal en el hospital donde estaba internado, lo que suscitó la sospecha de que podía haber sido asesinado por el régimen dictatorial del general Augusto Pinochet.

La denuncia motivó que el Partido Comunista, a cuyo comité central pertenecía Pablo Neruda, presentara una denuncia que fue admitida por la justicia chilena, con lo que se abrió así una investigación sobre su muerte.

Pablo Neruda está sepultado actualmente junto a su esposa, Matilde Urrutia, en su casa museo de Isla Negra, una localidad del litoral central de Chile situada a 120 kilómetros de Santiago.

En diciembre de 1992, los restos de Neruda y Urrutia fueron exhumados del Cementerio General de Santiago para ser velados en el Salón de Honor del antiguo Congreso Nacional y posteriormente fueron traslados a Isla Negra, como deseaba del poeta.

Los últimos días del autor de “Los versos del capitán” transcurrieron paralelos al golpe militar que encabezó el general Pinochet contra el gobierno del socialista de Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973.

El 19 de ese mes fue trasladado con urgencia desde su residencia de Isla Negra a Santiago, donde fue ingresado en la clínica Santa María, donde falleció tres días después.

Tags: , ,
Ubicada en Cultura · marzo 12, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD