Cultura

Petro, Humala y Vargas Llosa dan primeras notas de la Filbo

Foto Presidencia

La Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo) abrió sus puertas este miércoles con un acto encabezado por los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y Ollanta Humala, de Perú, el país invitado de honor, que ha traído una nutrida delegación con el premio nobel Mario Vargas Llosa a la cabeza.

La ceremonia comenzó con un discurso del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien recordó a dos “contadores de verdades” colombianos: el nobel de literatura Gabriel García Márquez y el líder liberal Jorge Eliécer Gaitán, destituido burgomaestre de la capital colombiana asesinado por la extrema derecha en 1948.

Petro recordó que Gaitán organizó la primera Feria del Libro de Bogotá siendo alcalde en 1937, cuando en la vieja Europa “se quemaba la cultura” y “se mataban poetas” en alusión a la Guerra Civil española y a la expansión del nazismo.

Después Gaitán “no solo fue destituido sino que fue asesinado”, cuando Bogotá se convirtió en una gran hoguera de la que un joven Gabriel García Márquez huyó para refugiarse en el Caribe, “la tierra de las mariposas amarillas”, según señaló.

Petro dijo que creció con “Cien años de soledad”, siguió con “La ciudad y los perros”, de Vargas Llosa, para después comprar con la plata del almuerzo “Conversación en la catedral”, también del nobel peruano, y convertirse en “revolucionario”.

La paz en Colombia será un triunfo de América Latina

Por su parte, el presidente de Perú, Ollanta Humala, manifestó que la paz en Colombia será “un triunfo de toda América Latina”.

“Los pueblos que hemos sufrido violencia, queremos la paz; hemos pagado caro nuestros aciertos y errores. Por eso saludamos el gran esfuerzo del pueblo colombiano para alcanzar la paz”, dijo Humala, quien recordó así los años de violencia en su país durante la larga guerra que libraron las fuerzas de seguridad del Estado, a las que él perteneció, y el grupo maoísta Sendero Luminoso.

Humala se declaró orgulloso de acompañar una “gran” comitiva de más de 200 escritores “marcada por un sello testimonial” de la historia y la cultura de Perú, la cual comparten desde autores del siglo veinte como José Carlos Mariátegui y Jorge Basadre hasta “las nuevas generaciones”.

“El Perú, al igual que los demás países de América Latina, se distingue por su cultura, que se remonta a los orígenes de la civilización; procesos de mestizaje con los que se ha logrado configurar un paisaje cultural con mucho simbolismo”, anotó el presidente.

“Perú es el país de Blanca Varela, Antonio Cisneros y de Mario Vargas Llosa, y el de las nuevas generaciones. Voces que buscan redescubrir el mundo y transformarlo en uno más solidario y justo”, sostuvo.

El derecho a inventar historias es de los hombres

Asimismo, las palabras del escritor peruano Mario Vargas Llosa, quien llegó acompañado de su familia, resaltaron la necesidad de promover el quehacer de narrar y contar historias como una manera de generar realidades diferentes, que provocan que el hombre desee realizar grandes cambios de su entorno.

“Desde el hombre primitivo, los cuentos presentaban un mundo menos peligroso y más placentero”, manifestó el premio nobel de literatura del 2010.

Vargas Llosa consideró que “cuando se termina de leer y se vuelve a la realidad, se siente una tristeza porque esa realidad no es tan buena como la ficción de los libros, y el sujeto empieza a querer cambiarla”.

Contó que en su reciente estadía en Venezuela alguien le había dicho maquiavélicamente que las novelas serían escritas dentro de cinco años por ordenadores y que el Premio Nobel de Literatura en 10 años sería para una computadora.

Sobre esta terrorífica premonición, el prolífico escritor hispano-peruano, autor de innumerables novelas, ensayos, obras de teatro y artículos de prensa entre otros géneros, conceptuó que los hombres no se deben dejar arrebatar por las máquinas el derecho a inventar y escribir historias, ni a imaginar y soñar la libertad.

Durante el evento inaugural de la XXVII versión de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo) los discursos de Andrés López Valderrama, presidente de Corferias, y de Enrique González, director de la Cámara Colombiana del Libro, hicieron énfasis en el legado literario dejado por Gabriel García Márquez y destacaron la importancia del trabajo conjunto entre Perú, como país invitado, y Colombia, como país anfitrión, además del privilegio de contar con la presencia de Vargas Llosa.

Con EFE

Tags: , , ,
Ubicada en Cultura · abril 29, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD