Cultura

La cinta colombiana «Cazando luciérnagas» abre el Festival de Roma

Roma dio inicio este viernes a la octava edición de su Festival Internacional del Cine, un certamen que comenzó con el retorno a la comedia italiana y la proyección de la cinta colombiana «Cazando luciérnagas», del director Roberto Flores Prieto, que compite en la sección joven.

La película «Cazando luciérnagas» fue la encargada de abrir el certamen paralelo del Festival Internacional de Cine de la capital italiana, dedicado al cine juvenil y denominado «Alicia en la ciudad».

Una cinta lenta, con apenas diálogos pero, al mismo tiempo, imponente, que dejó grandes imágenes en los ojos de los espectadores romanos, que se emocionaron al término de la proyección con esta historia de amor.

Después de triunfar en el Festival de Gramado, el principal certamen cinematográfico de Brasil, «Cazando luciérnagas» fue recibida en Roma con una buena reacción por parte de los asistentes, que aplaudieron enérgicamente al término de la proyección.

Se trata de una cinta muy visual que narra la vida de un introvertido vigilante de una mina de sal abandonada, encarnado por el actor colombiano Marlon Moreno, que permanece oculto de la sociedad y cuya vida cambia cuando aparece su hija Valeria (Valentina Abril) y una perra a la que le gusta cazar luciérnagas en la oscuridad llamada Raquel.

Crítica al controvertido Silvio Berlusconi

Pese a estar fuera de concurso, el último trabajo del director italiano Giovanni Veronesi, «L’ultima ruota del carro», fue el otro filme que dio inicio a abrir esta edición de Festival romano, una cinta que recorre la historia reciente de Italia, desde 1967 hasta la actualidad desde el punto de vista de un conductor de furgones.

La película, que está a medio camino entre la comedia y el drama, supone, en palabras de Veronesi, «un retorno a la comedia italiana» y a las producciones de cineastas como Ettore Scola o Federico Fellini, figura a la que este año se consagra el festival al cumplirse 20 años de su muerte.

Durante la cinta se cita al asesinato de Aldo Moro y los crímenes de la mafia, pero también se hace una feroz crítica a la política italiana, en concreto al controvertido ex primer ministro Silvio Berlusconi, al mostrarse los comienzos del turbio ascenso de su vida pública.

Con EFE

Tags: , ,
Ubicada en Cultura · noviembre 8, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD