Cultura

El colombiano Sebastián Ritter toma la alternativa en Las Ventas de Madrid

El novillero colombiano Sebastián Ritter tendrá el privilegio de tomar este viernes la alternativa en la Plaza Monumental de Las Ventas de Madrid, mientras piensa que su vida “puede cambiar en veinte minutos», dependiendo de lo que suceda en el más importante ruedo del mundo.

Ritter recibirá el doctorado profesional en el segundo festejo de la Feria de Otoño de Madrid, de manos de quien será su padrino, Manuel Jesús “el Cid”, en presencia del testigo Iván Fandiño y ante toros de la ganadería de Victoriano del Río. Todo esto tras haberse proclamado triunfador de los novilleros el pasado San Isidro.

El joven torero de Colombia dice que asume la gran apuesta de doctorarse directamente en la primera plaza del mundo «muy preparado y, sobre todo, responsabilizado y consciente de todo lo que supone».

Según Ritter, la idea de afrontar este serio compromiso no surgió de repente, sino que era una posibilidad ya contemplada por Antonio Corbacho, el taurino que descubrió a José Tomás y a Alejandro Talavante y que, hasta su fallecimiento el pasado 31 de julio, lo apoderó también a él.

«La verdad -continúa Ritter- es que llego a la cita con pocas novilladas toreadas en estos dos años que llevo en España, unas veintitantas, que son las justas para poder tomar la alternativa. Pero he llevado una intensa preparación en el campo que creo que me garantiza poder estar a la altura de este compromiso».

Pocas novilladas y muchas cornadas

Hasta el momento, a los aficionados y la crítica les ha llamado la atención el descarnado valor con que el colombiano se emplea ante los novillos, aunque también los numerosos percances que ha sufrido durante estas dos últimas temporadas.

«De hecho, este año ya llevo tres cornadas, una de ellas en Madrid. El año pasado también me pegaron otras dos fuertes, como la que me llevé de un eral cuando empezaba sin caballos. Habrá a quien eso le parezca un síntoma de torpeza, pero yo creo que es la prueba de que quiero ser torero», considera el joven de Medellín.

Sebastián Ritter, natural de la capital antioqueña y nieto de alemanes, es hijo del también matador que se anunció como Luis Reiter durante la década de los noventa y que tomó la alternativa hace exactamente veinte años, cuando él apenas tenía unos meses de edad.

Este joven espada será el segundo torero de Colombia que se doctore directamente en la Plaza de Madrid, después de que lo hiciera Paco Mena el 12 de octubre de 1984.

«Es un orgullo representar así a Colombia a este lado del Atlántico», dice Ritter, quien, a unas horas de la cita más importante de su carrera, confiesa también que va a dedicar su actuación a la memoria de Antonio Corbacho, «que va a estar en mi pensamiento durante toda la tarde».

Con EFE

Tags: , , , ,
Ubicada en Cultura · octubre 3, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD