Cultura

Doris Lessing, la narradora de la «épica femenina»

La británica Doris Lessing, fallecida el domingo a la edad de 94 años, fue una de las escritoras más influyentes del siglo XX, capaz de capturar con una obra profunda y analítica la «épica de la experiencia femenina».

Así resumió su aporte a la literatura la Real Academia de las Ciencias de Suecia cuando en 2007 le concedió el Premio Nobel, galardón que se sumó a muchos otros, entre ellos el Príncipe de Asturias (2001), que han reconocido su talento en las letras.

Gran parte de su obra narrativa y poética está basada en su propia experiencia en África e Inglaterra, con personajes femeninos sensibles y perceptivos que se adentran en cuestiones existenciales y exploran las contradicciones.

Aunque se la ha calificado de escritora feminista, Lessing, que militó en grupos de izquierda, rechazó esa etiqueta al considerar que su obra era más bien un examen psicológico del ser humano y su entorno.

Doris May Tayler nació el 22 de octubre de 1919 en Persia (actual Irán), donde se habían trasladado por trabajo sus padres, un antiguo oficial del Ejército británico que sirvió durante la I Guerra Mundial, Alfred, y una enfermera, Emily.

En 1925, la familia se mudó al sur de Rhodesia (el Zimbabue actual), donde su padre compró una granja que no fructificó y su madre se esforzó por vivir como una dama georgiana, lo que tuvo un impacto pernicioso en su hija, que la autora describió en la primera parte de su autobiografía, «Bajo mi piel» (1994).

Lessing, quien fue internada en una escuela de monjas, abandonó la educación formal a los catorce años y tuvo varios empleos, al tiempo que empezó a incursionar en la literatura.

Militancia política

Lessing militó en el Partido Comunista británico entre 1952 y 1956 y participó en campañas contra las armas nucleares. Su crítica al régimen surafricano le costó que se le vetara la entrada al país entre 1956 y 1995, y también a Rhodesia en 1956.

Durante las últimas décadas de su vida, Lessing vivió en la misma calle del londinense barrio de West Hampstead, cuidando a su hijo inválido Peter y sin abandonar su actividad literaria.

Conocida sobre todo por «El cuaderno dorado» (1962), donde hace un análisis de la personalidad y la creatividad femeninas, la obra de Lessing es amplia y versa sobre muchos temas, desde la cuestión de la identidad en culturas ajenas hasta el umbral de la locura.

Además de la crítica social de sus primeros textos, considerados comunistas, como «Canta la hierba» (1950) o la pentalogía «Hijos de la violencia», o de las investigaciones psicológicas de muchas de sus novelas, la escritora también se dedicó a la ciencia ficción con su serie «Canopus en Argos», realizada entre 1979 y 1983 e inspirada en el sufismo.

Otros libros son «La buena terrorista» (1985), «El quinto hijo» (1988) o los que escribió bajo el pseudónimo de Jane Somers, como «Diario del buen vecino» (1983), con el fin de demostrar las dificultades para publicar que afrontaban los escritores noveles.

Con EFE

Tags: , ,
Ubicada en Cultura · noviembre 18, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD