Cultura

“‘Casa en el aire’ es un juego con Escalona”, dice el premio nacional de poesía

Rómulo Bustos ganó el Premio Nacional de Poesía - Foto Alexánder Urzola

Por José Luis García (@jotalgarcia)

Lo recibí a quemarropa con una pregunta de cajón: ¿Qué significa, qué representa el Premio Nacional de Poesía en su vida y en su carrera literaria?

“Mira, representa muchísimo, y eso te lo dice el diseño de esta antología. Esta antología es la primera que yo hago, en la cual de una manera muy claramente orientada decido que van a estar presentes una muestra significativa de cada uno de los libros publicados: desde el primero que se titula ‘El oscuro sello de Dios’ y que data de 1988 hasta el último, que es de 2017 y se titula ‘Casa en el aire’.

Así me respondió -con su amabilidad, su tono grave y su acento caribe- el poeta bolivarense Rómulo Bustos Aguirre, reciente ganador del Premio Nacional de Poesía, otorgado por el Ministerio de Cultura.

La obra que hizo acreedor al poeta de Santa Catalina de Alejandría (Bolívar) al galardón es la antología “De moscas y de ángeles”. Junto con el reconocimiento, Bustos recibió un premio en metálico de 60 millones de pesos.

Pero, además de los colombianos, ¿cuáles poetas universales han influido en la obra de Bustos Aguirre?

“Bueno, veamos, hay una estela de deuda bastante cuantiosa realmente. Habría que pensar, por ejemplo, inicialmente en César Vallejo; es una marca de hierro, al menos en mis poemas iniciales. Luego me distancio mucho del registro ese doloroso de César Vallejo. Luego está otro gigante que es Jorge Luis Borges. Jorge Luis Borges pienso que sigue siendo una marca muy significativa en mi voz, en mi poesía. Me marcó mucho, mucho. Por ejemplo, yo digo que el primer libro, ‘El oscuro sello de Dios’, es un libro que yo no hubiera escrito si no fuera por ese magisterio de Borges”.

De acuerdo con el jurado del Premio Nacional de Poesía, la obra ganadora “reúne casi veinte años de trayectoria poética, desde el libro inicial ‘El oscuro sello de Dios’ (1988) hasta su más reciente ‘Casa en el aire’ (2017), poblados todos ellos de animales y de la familia, de patios y árboles de tamarindo, de silogismo y enigmas matemáticos o filosóficos que terminan por intentar aprisionar el elusivo pez de la poesía”.

Tras una larga trayectoria, ¿cuáles son los elementos más novedosos de su última producción poética?

“Hay un sentido de la fragmentación, del juego, del dislocamiento, que es dentro de mi propio registro novedoso. Se acentúa muchísimo en ´Casa en el aire’, donde aparecen, por ejemplo, citaciones de referentes tremendamente conocidos como, por ejemplo, Escalona. De hecho, el título ‘Casa en el aire’ es tomado porque hay un poema que se llama ‘Casa en el aire’, que es un juego con Escalona, con Escalona y al final con otro juglar del Caribe colombiano, que es Juancho Polo Valencia”.

Abrazado por el mundo caribe en 1954, Bustos Aguirre es Doctor cum laude en Ciencias de las Religiones de la Universidad Complutense de Madrid y magíster en Literatura Hispanoamericana del Instituto Caro y Cuervo. De igual modo, es titulado en Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Cartagena.

Su obra poética está reunida en compilaciones como ‘Palabra que golpea un color imaginario’ (1996), ‘Oración del impuro’ (2004), y ‘Obra poética’ (2010). En 2016 el Fondo de Cultura Económica publicó ‘La pupila incesante, obra reunida: 1988-2013’. Al año siguiente publicó el libro de poesía ‘Casa en el aire’ y el de ensayo ‘Muerte de Dios y poesía moderna en Colombia: Héctor Rojas Herazo, Jorge Gaitán Durán, Álvaro Mutis’.

El aedo de hondas raíces caribeñas no solo ha ganado este Premio Nacional de Poesía: en 1993 recibió el Premio Nacional de Poesía del Instituto Colombiano de Cultura (Colcultura) por la obra ‘En el traspatio del cielo’. También obtuvo en 2009 el Premio Blas de Otero de la Universidad Complutense de Madrid por ‘Muerte y levitación de la ballena’.

Tags: , ,
Ubicada en Cultura · octubre 9, 2019 · Comments (0)

PUBLICIDAD