Cultura

A sus 80 años, Botero reivindica su estilo «diferente y original»

El artista colombiano Fernando Botero confesó que le ha llevado quince años de búsqueda lograr un estilo «radical, diferente y original», durante un homenaje que puso fin en su natal Medellín a los actos conmemorativos de su 80 cumpleaños.

«El estilo tiene que ser inconfundible y el que no tiene estilo no existe», defendió Botero, al afirmar que «hay que tener posición radical, afirmativa y hasta sectaria, pero siempre distinta; de ahí viene el reconocimiento».

El pintor y escultor antioqueño se expresó así durante la presentación de los libros que el historiador Santiago Londoño y el artista Christian Padilla le han dedicado por su aniversario, que fue el 19 de abril del año pasado pero al que han seguido una serie de homenajes a lo largo de estos meses.

Con el marcado componente simbólico que siempre acompaña sus obras de esquema figurista e idiosincrasia colombiana, Botero reconoció su lucha personal por encontrarse a sí mismo y a un estilo propio que ya le han consolidado como uno de los grandes artistas latinoamericanos del último siglo.

«Yo empecé a pintar en el año 1946 y solamente pinté un cuadro que considero que tenía madurez y coherencia en 1964. Pasaron muchos años antes de que yo tuviera una visión clara de lo que quería hacer», explicó.

Defensa de la exageración de las formas y el volumen

Ante sus inconfundibles figuras a las que a él no le gusta llamar «gorditos» y con las que ha creado un lenguaje artístico único, el pintor y escultor defendió su elección por la exageración de las formas y el volumen en su formación autodidacta, desde los clásicos griegos y renacentistas, hasta el arte precolombino.

El historiador y crítico del arte, Santiago Londoño, quien el martes presentó una cronología ilustrada de la trayectoria del artista, titulada «Botero 80 años», resaltó esa fidelidad a un estilo propio, «su capacidad para convertir lo parroquial en universal» y una «gran maestría técnica».

De igual modo se pronunció el artista Christian Padilla, autor de la obra «Fernando Botero. La búsqueda del estilo: 1949-1963», quien remarcó que «hay Boteros para todos los gustos», desde el Botero vivido al tenebroso, del acuarelista al escultor, del expresionista al pop, o del flaco al gordo.

Con el coloquio entre ambos autores y el artista se puso el broche final a un año conmemorativo en el que países como España, Portugal o México han rendido homenaje al artista con retrospectivas y exposiciones de su obra de ayer y hoy.

Tags: , ,
Ubicada en Cultura · enero 23, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD