Noticias en Red

Brasil y España, de grandes favoritas a grandes decepciones

Foto AFP

Brasil y España encaraban el Mundial en el peldaño más elevado de los grandes favoritos al título, pero a la postre se han convertido en las grandes decepciones del torneo junto a Italia.

Un año atrás disputaron en Maracaná la final de la Copa de las Confederaciones, con triunfo de la Canarinha del director técnico Felipe Scolari sobre la Roja de Vicente del Bosque.

Por su condición de anfitrión y por la de gran dominador del fútbol universal en los últimos años, ambas selecciones lideraban las apuestas y los pronósticos, pero ni brasileños ni españoles han podido corresponder a tal condición.

España dejó el torneo de forma prematura, por la puerta de atrás. Completó una más que discreta actuación y batió su récord histórico al ser eliminado tras el segundo partido al perder frente a Holanda (1-5) y Chile (0-2). La victoria final contra Australia (3-0) no alivió un ápice el sentimiento de tristeza y decepción de un equipo que ansiaba por agrandar su época dorada.

Brasil, aun sin convencer, consiguió ir progresando. Con un fútbol que no gustó a nadie, se amparó en su gran figura, el barcelonista Neymar, para pasar la primera fase, sobrevivir en octavos a Chile (ganó en los penaltis) e injustamente en cuartos a la pujanza de Colombia.

“El Mineirazo”, peor que “el Maracanazo”

A la pobreza y juego mezquino de la verde-amarelha se sumó la lesión de Neymar en el encuentro ante Colombia. Pero con Neymar o sin Neymar, la Canarinha fue un muñeco de trapo en manos de Alemania, que humilló en la semifinal a los brasileños con un histórico 7-1.

Pese a tener a todo el país detrás, el equipo de Scolari sucumbió en lo que ya se conoce como “el Mineirazo”, una hecatombe que para muchos supera “el Maracanazo” de 1950.

Hundida, desmoronada, la selección de Brasil cayó también en el partido por el tercer puesto ante Holanda (0-3). Con Felipao, que la hizo campeona universal en 2002, en la picota, la Canarinha se despidió inmersa en una crisis muy profunda y absolutamente desacreditada. Si en España se habla de renovación paulatina, en el anfitrión se antoja imprescindible un profundo análisis de la situación y una reconstrucción casi total.

Otros dos campeones del mundo como Italia e Inglaterra sucumbieron en el grupo de la muerte ante la sorprendente Costa Rica y a la luchadora Uruguay.

Portugal fue la otra gran derrotada de la primera fase. Con Cristiano Ronaldo en deficiente situación física, los lusos comenzaron mal al encajar una goleada ante Alemania y no tuvieron argumentos para recuperarse. Así, volvieron a vivir otra decepción mundialista.

Con EFE

Tags: , , ,
Ubicada en Noticias en Red · julio 14, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD