Medellín

Efecto de transporte escolar en la movilidad, difícil de resolver

El impacto del transporte escolar en la movilidad de la ciudad es innegable, la comunidad reclama medidas audaces, las autoridades de Tránsito están convencidas de que hacen lo que está en sus manos para disminuir el efecto de los tacos mañaneros y vespertinos, y la posibilidad de cambiar horarios de entrada para atenuarlos, aún requiere estudio por su efecto en los hogares.

Un transportador, Juan Guillermo Restrepo, exgerente de Cootransures y con 16 años de experiencia en el oficio, asume que es innegable que los horarios de los escolares coinciden con los laborales del resto de la ciudad e impactan tanto la circulación que al salir a vacaciones automáticamente el flujo aumenta y la movilidad “puede mejorar hasta un 60 por ciento”.

Vuelve a debate al Concejo.

Uno de los más preocupados por el problema es el presidente del Concejo de Medellín, Nicolás Albeiro Echeverry Alvarán, quien señaló que lo ha abordado en la corporación, pero la conclusión es que es de resorte del Ministerio del Transporte y que es poca la influencia local en controles.

El corporado expuso que cambiar horarios es una medida posible, pero difícil por la incompatibilidad que generaría en los hogares.

Según Echevery, faltan estudios, creatividad e innovación para resolver y pidió que en los sitios de más congestión, como Laureles y El Poblado, se asignen carriles con destinación única para que circulen los autos escolares a determinadas horas.

Ante este panorama, propuso a la Administración un estudio técnico para revisar las condiciones reales del transporte escolar que establezca las horas de entrada y salida, cuántos papás los recogen en sus autos y que identifique si se pueden acoger horarios diferentes que le aporten a la movilidad de la ciudad, porque no existe un sistema de información escolar.

Otra ayuda para atender este impacto, dijo, es asignar más guardas de tránsito en las horas de ingreso a los colegios en los sitios donde se forman embudos para que haya fluidez, pero estimó que en Medellín hay un déficit de unos 1.000 “azules”, mientras el parque automotor creció casi un 100 por ciento en los últimos años. “No lo podemos ocultar, eso se nota cuando tardan 40 minutos para atender un choque”, afirmó.

Y para atender todos sus compromisos, hoy la Secretaría de Movilidad solo dispone de 530 guardas.

Por el momento, el presidente del Concejo de Medellín notificó que en la agenda de sesiones de octubre próximo llevará este tema a discusión, con presencia de las secretarías de Movilidad, de Educación y de Planeación Municipal.

Tags: , ,
Ubicada en Medellín · agosto 21, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD