Medellín

Crimen también se sostiene con la venta de arepas

“No volví a surtir tiendas de barrios del sector de Robledo, como Aures y Kennedy, porque no aguanté las vacunas y la exigencia de venta de determinados productos sin marca”.

Esta fue la queja de un distribuidor de abarrotes y víveres, quien sostuvo que las ganancias no le daban para estar pagando 5 mil pesos de vacuna cada que cruzaba por una llamada frontera invisible de las bandas criminales o, de lo contrario, le bajaban la carga.

Un comerciante de ese sector, quien pidió reserva de su nombre, denunció que esas organizaciones le estaban imponiendo la venta de paquetes de arepas, sin marca.

Tratamos de llegar a esos sitios a verificar lo que estaba ocurriendo, pero los mismos comerciantes nos alertaron del peligro que corríamos.

El secretario de Seguridad de Medellín, Arnulfo Serna, manifestó que es una práctica que viene de tiempo atrás, exigiendo la venta de determinadas arepas y alimentos, lo que quiere decir que estas bandas ya no solo están tras las rentas ilícitas sino de las lícitas.

“Les dicen a los negociantes que no adquieran esta marca de arepas, si no las que ellos producen en sitios que no cuentan con medidas de salubridad”, anotó.

Indicó que el Gaula y la misma Policía ya están informados de este delito que en este caso no es una extorsión sino un constreñimiento, que según el Código Penal tiene una condena de dos años y se aumenta, de una tercera parte a la mitad (máximo 3 años), cuando el agente abuse de su superioridad, en este caso, la intimidación con las armas.

Sergio Ignacio Soto, director de la Federación Nacional de Comerciantes, seccional Antioquia, dijo que esta presión ilícita sí se las han denunciado los dueños de negocios en varios sectores del nororiente, noroccidente y comuna 13 de Medellín y los municipios de Bello e Itagüí.

“En esa estrategia de extorsión, vacuna y chantaje, también están montando retenes y exigiendo pago de peajes y les obligan a los distribuidores de huevos, arepas, productos de aseo, lácteos, embutidos, panela y gaseosas que les tienen que dejar a ellos a menor precio los productos. Los bajan y luego los comercializan en las tiendas a cuyos propietarios ya han intimidado”, indicó Soto.

Entonces, denunció, utilizan dos estrategias. Primero la de venta de productos piratas, de los que se desconoce su procedencia, y la otra es la de distribución de artículos legales, pero extraídos a menor precio de los carros repartidores.

Un investigador policial explicó que esta es una mutación o migración que están haciendo estas bandas ante las acciones contundentes de organismos como el Gaula.

Tags: , , , , , ,
Ubicada en Medellín · septiembre 13, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD